«El Salto del Ángel» un lugar de impresionantes paisajes

Comayagua, Honduras

0 533

El Salto del Ángel, así se le denomina a esta caída de agua que está ubicada en el municipio de la Villa de San Antonio, departamento de Comayagua, zona central de Honduras.

Sus aguas frías inician su descenso con una caída angosta de 142 metros de largo. Que cada vez se ensancha más hasta llegar a la poza, en donde se abre en 10 metros de ancho.

Este lugar está rodeado de bosque sub-tropical. Los senderos y miradores ofrecen hermosas vistas y apasionantes paisajes encañonados, diversas cascadas pequeñas y ecosistemas únicos. El clima es fresco y oscila entre 15°C y 26°C .

 

En sus alrededores se observa una gran variedad de fauna como: predices, mirlos, corre caminos, venados, coyotes y entre otras especies.

Además, el sitio ofrece opciones para acampar. El que es propicio para un ambiente de paz, disfrutando sus aguas cristalinas y de libre contaminación.

La leyenda de su origen, según lugareños, se remonta a que este lugar es encantado puesto que detrás de la cortina se puede apreciar un “gallo de oro”. Pues según en el lugar dio a luz una mujer, originando la leyenda.

¡Cómo llegar a la cascada!

Si parten desde Tegucigalpa, toman la carretera al norte y justo antes del peaje de Zambrano doblan a la derecha. Una vez en el desvío el recorrido es de unos 30 minutos hasta el punto en donde pueden dejar su vehículo para comenzar la caminata.

La cascada está ubicada en un cañón. Por lo que se puede tomar dos recorridos. Uno que es accesible en su vehículo, y otro donde es necesario caminar alrededor de 40 minutos.

Para entrar hay un portón con un rótulo que dice “prohibido el paso”. A lo cual solo basta no detenerse y en tal sentido reportarse con las personas encargadas de la vigilancia.

Si van en carro no deberían tener problema en llegar, hay un amplio parqueo y el mirador está a unos cuantos metros de donde dejan el carro.

Sea cual sea la ruta que elijan, la vista es igual de impresionante: un cañón amplio, imponente, y la cascada El Salto del Ángel en el centro. Las paredes de piedra enormes y la sensación de vértigo al acercarse al risco le ponen un poco más de picante a la experiencia.

En fin, El Salto del Ángel es un lugar encantador, considerando lo más cerca de Tegucigalpa y lo accesible que es. Sin duda es una buena opción para cuando tengan una tarde libre y quieran un poco aventura.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.