Danlí: una ciudad que no pierde su encanto colonial

0 230

Danlí es una ciudad que arropa a sus visitantes con sus hermosas colinas. Está ubicada en el extremo oriente de Honduras, a 92 kilómetros de Tegucigalpa. Su territorio está dividido en 38 aldeas y 720 caseríos. Está rodeada de verdes colinas, la montaña de Agua Fría y el valle de Jamastrán.

La iglesia Inmaculada Concepción es una edificación muy bien conservada por los danlidenses. La feria patronal es dedicada a la Virgen de la Inmaculada Concepción, se celebra cada 8 de diciembre. La economía de la ciudad se deriva principalmente de la agricultura por poseer grandes y fértiles valles donde se cultivan granos básicos y hortalizas.

En cada riconcito de Danlí se puede observar su historia colonial. Ejemplo de ello es la estructura de la iglesia católica que posee un estilo barroco, predominante en las construcciones antiguas. La iglesia data de hace más de 200 años. Su construcción estuvo a cargo del sacerdote José Bruno de Medina y Valderas,dentro de ella se pueden observar bellos e históricos retablos y pinturas barrocas.

El edificio del Museo Municipal fue construido en 1857 y a la fecha conserva su esencia histórica. Ubicado frente al parque central danlidense, el antiguo Cabildo Municipal de Danlí es un recinto muy visitado por turistas nacionales y extranjeros que tienen la oportunidad de apreciar una amplia colección de piezas precolombinas y rústicas, propias de la actividad comercial de la zona.

Una gran galería fotográfica y objetos personales de personajes sobresalientes de la región como don Pedro Nufio, Lucila Gamero de Medina o Manuel de Adalid y Gamero también figuran entre las curiosidades que ofrece el histórico lugar, que además tiene un espacio para exhibir las obras de Andrés Mejía y otros artistas locales.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.