Buscan convertir el área de la piscina Olimpica en un centro de primer orden

Tegucigalpa, Honduras

0 490

En sus 41 años de historia la Piscina Olímpica no había recibido la visita de un presidente de la República para conocer de cerca las condiciones de esa instalación, pero hoy el mandatario Juan Orlando Hernández llegó en una Visita Sorpresa y conoció los problemas que afronta la natación y, en especial, su principal centro de entrenamiento.

La presidenta de la Federación Hondureña de Natación (Fehna), Ana Joselina Fortín, y el gerente de la Comisión Nacional Pro-instalaciones Deportivas (Conapid), Marcelo Alvarenga, recibieron la Visita Sorpresa del presidente Hernández en las instalaciones de la Piscina Olímpica y le explicaron cada uno de los problemas que presenta la estructura.

El mandatario conoció que los filtros de la piscina forman parte ya de esquema que colapsó y que necesitan cambiarse lo antes posible para ofrecer un mejor servicio a los deportistas.

La piscina como tal requiere cambio de pintura o de azulejos, cambio de carrileras, del sistema de toque electrónico, renovar por completo el área técnica, el sistema de iluminación, accesos y las graderías en su totalidad.

“Este es un importante centro que puede servir para la preparación de nuestros jóvenes”, dijo el mandatario para luego reconocer que “el beneficio social que tiene esta obra es importantísimo y vamos a buscar la forma de iniciar los trabajos lo antes posible”.

A todas las remodelaciones que requiere el centro deportivo se suma la urgencia de los nadadores de trabajar en una instalación que les permita entrenarse de cara a los eventos nacionales e internacionales programados en la natación.

El primer gran evento es el torneo nacional que se realizará en la primera quincena de abril y que servirá como competencia previa para los Juegos Nacionales y Juegos del Codicader, entre otros torneos importantes.

Centro de primer nivel

El presidente Hernández escuchó cada una de las peticiones hechas por Fortín y Alvarenga, que son parte de un proyecto que será presentado ante las autoridades pertinentes y que se pretende llevar a cabo en un plazo de dos meses.

“Debemos visualizar este proyecto como un trabajo que inicia con una primera fase, porque el complejo se presta para convertirlo en un centro de primer nivel en favor de las futuras generaciones”, dijo Hernández.

El presidente Hernández pidió a Fortín y Alvarenga que presenten en el menor tiempo posible la estimación económica del proyecto, buscando que las reformas por realizar permitan que se reabra la piscina para el mes de abril.

Como alternativa durante el proceso de restructuraciones, el presidente Hernández acordó con la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Julieta Castellanos, que los nadadores que se entrenan en la Villa Olímpica lo puedan hacer en el Palacio de los Deportes de esa institución.

La inversión a realizar en la Piscina Olímpica superará con facilidad el monto de los 10 millones de lempiras, según Alvarenga, y beneficiará a un promedio de 800 a 1,000 personas que a diario acuden a la misma para entrenarse o acompañar a los nadadores.

Parte de las reformas

La remodelación del complejo de natación solo es parte de las obras ejecutados por el presidente Hernández en los últimos tres años en la Villa Olímpica, entre los que destacan obras como el cambio total de la pista de atletismo en el estadio.

Asimismo, la pavimentación del complejo en una obra conjunta con la Alcaldía Municipal, el cambio del sistema de iluminación, la construcción de un Parque para una Vida Mejor, la reconstrucción de la cancha de volibol y la instalación de una posta de la Policía Militar del Orden Público.

También las reformas en los baños del estadio Olímpico y la instalación de cámaras de seguridad en todo el complejo con un botón de pánico conectado al Sistema de Emergencias 911.

A todas estas obras ya realizadas, se suma el proyecto que implica el cambio de duelas en dos de los tres gimnasios de la Villa, así como la reparación total que requiere el centro de canchas de tenis.

El presidente Hernández, antes de concluir su Visita Sorpresa, reconoció que “este centro puede ser una instalación de última generación; ya la gente está entendiendo que debe hacer ejercicio para prevenir enfermedades, pero el problema es que no hay muchos centros como este”.

“La vida útil de esta instalación se tuvo que haber planificado, pero ahora es de trabajar pensando en convertirla, a largo plazo, en una importante obra en favor de todos los deportistas y los niños más pobres que igual pueden hacer uso de la misma”, agregó.

La semana que viene Fortín y Alvarenga deben presentar ante el Comité Técnico del Fideicomiso de la Tasa de Seguridad el proyecto que permita confirmar la fase de restructuración de la Piscina Olímpica.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.