Atentado contra reclutas del ejército en Yemen deja 60 muertos

0 204

Al menos 60 personas murieron y otras 29 resultaron heridas en un atentado suicida este lunes, en Adén, contra jóvenes reclutas del Ejército, según un balance de las principales instituciones médicas de esta ciudad del sur de Yemen.

Un recuento anterior, facilitado por responsables de seguridad, daba cuenta de 40 muertos en este atentado, uno de los más sangrientos ocurridos en Adén desde que comenzara la guerra en Yemen en 2015.

El atacante detonó su vehículo en medio de una reunión de nuevos reclutas frente a una escuela al norte de la ciudad, dijo un responsable de seguridad a la AFP.

El atentado acabó con la vida de 60 personas e hirió a 29, informaron fuentes médicas de tres hospitales, donde fueron llevadas las víctimas.

«Unos sesenta muertos en una operación mártir de un combatiente del Estado Islámico contra un centro de reclutamiento del Ejército en Adén», publicó la agencia Amaq, órgano de propaganda del grupo yihadista.

El vocero añadió que la explosión se produjo frente a la escuela Sanafir, en el norte de la ciudad de Adén.

Adén, que fue retomada en julio de 2015 de manos de los rebeldes chiitas hutíes y declarada «capital provisional» de Yemen, ha sido blanco de varios atentados contra las fuerzas del orden y responsables políticos, algunos de los cuales fueron reivindicados por grupos yihadistas como Al Qaeda o el grupo Estado Islámico.

El atentado más reciente, reivindicado por el ISIS, se produjo el 20 de julio, con un saldo de cuatro policías muertos.

El 6 de julio, las fuerzas gubernamentales, apoyadas por una coalición militar árabe, expulsaron a los yihadistas de una base militar de Adén que habían asaltado tras haber dirigido un doble atentado contra ella.

Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) revindicó el doble atentado suicida y el asalto que le siguió en la base militar, pegada al aeropuerto internacional, donde murieron diez soldados.

En mayo, el Estado Islámico reivindicó un doble atentados contra reclutas del ejército y una base militar en Adén (41 muertos) y un atentado suicida contra jóvenes reclutas de la policía en Mukalla, en el sureste, que dejó 41 muertos.

Yemen está sumido desde marzo de 2015 en un conflicto entre las fuerzas gubernamentales, apoyadas por una coalición liderada por Arabia Saudita, y los rebeldes hutíes, respaldados por Irán.

Los rebeldes hutíes controlan la capital, Saná, y vastos territorios del norte del país. La guerra ha dejado más de 6.600 muertos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.