“Hemos entendido integralmente que nos debemos al pueblo»: Mauricio Oliva

0 362

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Santiago, Chile.

El presidente del Congreso Nacional de Honduras, Mauricio Oliva, destacó este viernes durante su discurso en el II Encuentro Interamericano de Presidentes de Parlamentos (EIPPL-2015), que se celebra en Santiago de Chile, su experiencia en dirigir un Poder Legislativo, por primera vez multipartidario donde ha sido el consenso, el diálogo abierto y la transparencia, los que han predominado durante su gestión.

Luego de saludar a la mandataria chilena Michelle Bachelet y al presidente del senado de ese país, Patricio Walker, Oliva refirió que en los últimos tiempos, los parlamentarios son los menos loados entre los políticos, los que a su vez parecen ser los menos aplaudidos dentro de la sociedad.

“Hemos entendido integralmente que nos debemos al pueblo y hemos asumido las prácticas de un Congreso Abierto, no solo para las siete fuerzas políticas que lo integran sino para una sociedad cada vez más dinámica y proactiva”, refirió el titular del Legislativo hondureño.

Se ha venido pagando el precio de ser los que establecen las normas en una sociedad que quiere eliminar los márgenes, los que aprueban los tributos que no son populares y los que limitan la ambición de unos para que crezcan otros y equilibrar las sociedades, arguyó.

Añadió que las condiciones propias de los parlamentos y las debilidades de una que otra plataforma política descafeinada que logra integrar los congresos con activistas de barricada que entorpecen la buena marcha de los debates, se ven ahora magnificadas por el penetrante poder de las nuevas formas de comunicación que emplea la ciudadanía.

Señaló que algunas fuerzas políticas llegan a los escaños a convertirlos en escenarios de confrontación y no en laboratorio de ideas y con frecuencia se cae en la tentación de vencer al adversario y no precisamente vencer el problema.

Como consecuencia, hay un creciente deterioro en la confianza de los ciudadanos que legítimamente esperan de sus diputados elevar el nivel de los debates, hacer una gestión transparente, actuar con probidad y abrir los portales de acceso a una sociedad que demanda información pública.

“Los pueblos no esperan que como acto de magia sacar el conejo de la chistera ni por decreto levantar monumentos faraónicos, los pueblos esperan sencillamente que seamos sus servidores en la promoción y tutela de sus derechos, avanzar en el derrotero del progreso económico y social”, reflexionó.

Agregó que “la fuerza incontrovertible de nuestro testimonio gritará más alto que nuestras palabras y para ello se debe tomar conciencia en los partidos políticos de que la función de representante del pueblo no es una corona sino un arado para sembrar la semilla de la confianza en la institución que encarna la soberanía popular”.

Consecuentemente, la sociedad tendrá más confianza de participar en la socialización, práctica que debería ser cotidiana en la elaboración de las legislaciones, adhirió.

Oliva dijo sentirse orgulloso de compartir la experiencia del Congreso hondureño, que preside en el actual período constitucional del gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, al tiempo que apuntó que en Honduras, desde hace varios años, se ha establecido como regla de trabajo, la permanente consulta con los diversos actores sociales a través de las comisiones legislativas que antes de proferir sus dictámenes sobre los proyectos sometidos a la Cámara, agotan un debate interno en el que interviene la sociedad civil, consultores externos, profesionales expertos, medios de comunicación y sobretodo los propios ciudadanos y ciudadanas que hacen sentir su voz.

“Hemos entendido integralmente que nos debemos al pueblo y hemos asumido las prácticas de un Congreso Abierto, no solo para las siete fuerzas políticas que lo integran sino para una sociedad cada vez más dinámica y proactiva”, destacó.

Detalló que el Congreso hondureño cuenta con un portal en la red mundial de computadoras, donde el ciudadano puede seguir puntualmente la asistencia de sus diputados, sus intervenciones en los debates, las comisiones que integra, sus iniciativas de ley y la decisión que asume en cada votación.

Agregó que el Congreso transmite en vivo todas las sesiones plenarias, sin restricción alguna a través de su propio canal de televisión y su sitio en Internet, donde también se emiten sesiones de comisiones, audiencias de rendición de cuentas y comparecencias de control y auditoría a otras instituciones públicas.

Mencionó que con frecuencia la tribuna del hemiciclo es ocupada por funcionarios y ciudadanos comunes que buscan transmitir el sentir del soberano y cada año se ceden las curules a los niños diputados para refrescar el compromiso con lo profundo y lo sencillo.

Precisó que el escrutinio al que los diputados están sometidos, será más riguroso cada vez que un ciudadano disponga de mayores medios de interacción y mientras se mantengan atentos al mensaje de las urnas y se legisle apegado al palpitar del corazón del pueblo, el Poder Legislativo cosechará mayor confianza y verá mejor reflejada su esencia.

El cónclave que fue inaugurado el jueves por la presidenta Michelle Bachelet, cuenta con la participación de representantes de seis organizaciones internacionales y de parlamentarios de Europa, América del Norte, El Caribe y América Latina, además del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro y el líder de la Cámara de Diputados Marco Antonio Núñez.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.