José Cecilio del Valle: Acérrimo defensor de la independencia catracha

Roatán, Islas de la Bahía

0 193

Un líder por naturaleza, capaz de hacer lo que sus ideales le proponían, reconocido a través de su lucha constante no solo por Honduras, sino también por todo Centro América; José Cecilio del Valle es un prócer catracho que por todas sus hazañas históricas y valiosos escritos quedo plasmado como leyenda.

Nace un 22 de noviembre de 1780 en Choluteca una comunidad localizada a orillas del río del mismo nombre, parte de la República de Honduras. Sus padres fueron don José Antonio Díaz del Valle y de doña Gertrudis Díaz del Valle, criollos, de buena posición económica, terratenientes dedicados a la agricultura y ganadería.

Tuvo como primo a otro invaluable personaje dentro de la historia hondureña; a Dionisio de Herrera que fue Jefe de estado de Honduras (1824) y de Nicaragua (1830). Hijo de Paula Díaz del Valle y de Juan Jacinto Herrera y Rivera quien también fue Teniente de Milicias y Alcalde Mayor de Tegucigalpa.

Altos cargos

“Por su conducta intachable, y por sus sólidos y vastos conocimientos” de las leyes de Castilla e Indias “y en su calidad de hijodalgo, aunque nacido en América”, Valle tuvo casi el mismo privilegio de los españoles. Entre 1803 y 1821, Valle fue funcionario del gobierno colonial. En mayo de 1805, Valle fue nombrado, Diputado Interino de la Comisión Gubernativa de consolidación, Defensor de Obras Pías y Censor de “La Gaceta de Guatemala”.

En febrero de 1806 se convirtió en Asesor del Consulado de Guatemala. En marzo del año siguiente fue nombrado Fiscal del Juzgado de los Reales Cuerpos de Artillería e Ingenieros del Reino y en Abril 1808, Asesor de los Reales Cuerpos de Artillería e Ingenieros del Reino. En 1813 cuando tiene lugar la conjura de Belén Valle desempeña el cargo de Fiscal de los Reos del estado.

En marzo de 1820, cuando Fernando VII se ve obligado a restaurar la Constitución de 1812, se llevaron a cabo en Guatemala elecciones de representantes legislativos y ejecutivos, oportunidad en la cual, Valle fue elegido Alcalde de la Ciudad de Guatemala a comienzos de 1821, desempeñándose en este cargo hasta mayo de ese año cuando fue nombrado Auditor de Guerra.

Aportes

Gracias a José Cecilio del Valle Centro América y América Latina ayudo a que la región pasara a formar parte de una confederación con el recién creado Imperio mexicano de Agustín de Iturbide.

Valle represento a la provincia de Tegucigalpa en el Congreso mexicano (1822), y se convirtió en secretario de Asuntos Exteriores en el gobierno de Iturbide. El Imperio fue disuelto en 1823, después de lo cual, Valle regreso a Guatemala, y en 1824 se presento como candidato a la presidencia de las provincias Unidas del Centro de América (Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua y El Salvador).

Aunque le falto solo un voto para conseguir la mayoría absoluta, el Congreso le negó el cargo. Gano las elecciones presidenciales en 1834, pero murió antes de tomar posesión de la presidencia.

Además de su aporte cultural a nuestro país y América Latina destacó por varios hechos históricos entre los que cabe señalar:

  • Redactó el Acta de Independencia de Centro América.
  • Fundo el periódico “El amigo de la Patria”.
  • Fue precursor del latinoamericanismo.
  • Ocupo innumerables puestos públicos.
  • Asesor de los Juzgados de la 1º Instancia de la Artillería y Consulado.
  • Fiscal Interno de la Real Audiencia.
  • Alcalde electo de la Ciudad de Guatemala en 1820.
  • Auditor Interno de Guerra de la Capitanía General de Guatemala, 1821.
  • Censor de la Gaceta.
  • Director de la sociedad Económica 1830.
  • Catedrático de la Universidad de San Carlos de Borromeo, de Guatemala.
  • Diputado al Congreso 1829, 1831.
  • Vice-presidente de la República de Centro América, 1833.

Fallecimiento 

El 2 de marzo de 1834, “en un camino desierto, yermo, e inhóspito, en donde se levantaban enormes nubes de polvo, y en donde el sol calcinaba con sus rayos la humanidad de los caminantes, rodeado únicamente por su familia y los arrieros”, falleció Don José Cecilio del Valle. El enfermo, tuvo tiempo de pedir los auxilios del confesor, y dijo, entre otras cosas, a su Capellán “Padre, conozco que ya estoy en el último periodo de existencia, y necesito de los auxilios espirituales para devolver mi alma al Creador que me la dio.”

El cuadro clínico presentado por don José del Valle antes de su muerte, es el de un infarto del miocardio, complicado por insuficiencia cardíaca izquierda en su forma más grave que es el edema agudo del pulmón. Esta entidad clínica se manifiesta con factores predisponentes que estaban presentes en este caso, como lo son la personalidad tipo A; la tensión emocional y ansiedad; el sedentarismo…Todo ello es prueba de la enfermedad coronaria que terminó con la vida del Sabio Valle, a edad relativamente temprana.

Legado

Fue un filósofo, político, abogado y periodista hondureño. Sus estudios universitarios en la Universidad de San Carlos de Guatemala, lo forjaron en el amor a las ciencias y que lo hacían buscar e investigar incansablemente en los libros, los hechos y las cosas.

Su espíritu investigador penetró en los estrados del conocimiento y su poderosa inteligencia lo llevó a cristalizar enseñanza, pensamiento y ciencia. Escribió sobre matemáticas, filosofía, geografía, historia, botánica, mineralogía, religión y derecho.

Valle, un hombre de ideas moderadas, creyó fervientemente en el derecho de los pueblos a obtener su libertad y en los cambios socio-políticos.

BL/Diario Roatán

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.