“Las mujeres tenemos que brillar para ser tomadas en cuenta en la sociedad” Doctora Jacqueline Woods

Coxen Hole, Roatán

0 243

En el marco del Día Nacional de la Mujer, Diario Roatán les trae la motivadora historia de la doctora Jacqueline Woods Bush quien ha demostrado con su vida que las mujeres tienen grandes capacidades.

Tras una visita a su hospital, la doctora Woods atendió al equipo de Diario Roatán con una sonrisa contagiosa y motivadora contándonos con mucha alegría las historias que ha vivido.

HISTORIA

Jacqueline Woods es una isleña, dedicada a la pediatría, casada con Vicente Bush y madre de dos hijos (Shannie Bush y Christopher Bush) propietaria del hospital Woods Medical Center ubicado en la comunidad de Coxen Hole y pionera de la medicina en Roatán.

Realizó sus estudios de primaria y secundaria en Tela municipio del departamento de Atlántida y en los años setenta viajó a la capital a estudiar la carrera de medicina, hasta 1980 cuando el alcalde isleño de esa época John J. Woods le hace la petición de servir en la isla con su profesión.

“Él me solicitó que viniera a la isla porque ellos necesitaban un médico en el centro de salud ya que en los años previos a mi venida el centro de salud era manejado por unas enfermeras del Cuerpo de Paz, con ellos hice mi servicio social y me quede tres años trabajando”

No siendo suficiente para esta mujer soñadora y amante a la medicina Woods regresa a Tegucigalpa a obtener una especialidad en pediatría.

“Luego regrese a Tegucigalpa para estudiar Pediatría, pero cuando fui a estudiar ya tenía la idea de regresar a la isla y mejorar el nivel de salud en Islas de la Bahía, porque los cuatro años de experiencia que tuve de estar en contacto con la comunidad me ayudo a despertar mi interés por regresar a mi tierra natal”

Siendo pionera en la medicina de la zona insular, Woods y un equipo de isleños crean en 1988 el Comité Pro Hospital Roatán con ayuda del Embajador Británico de ese tiempo.

Y siente años después funda lo que hoy es el “Woods Medical Center” con muchas ventajas y desventajas esta isleña logra poner en alto la capacidad que tienen las mujeres hondureñas.

DETERMINACIÓN

Aun sabiendo que su trabajo requiere mucha demanda de tiempo, la doctora se aventura a la tarea de ser esposa y madre.
Y al consultarle ¿cómo distribuye su tiempo entre tantas cosas?
Respondió: “No es necesario que usted de cantidad de tiempo, sino calidad de tiempo y yo he sido mamá de 7 de la mañana a 7 de la noche; estar pendientes de sus tareas, de donde se golpeó, que necesita, de todo; esta es una tarea bien difícil porque es un trabajo continuo; el papel de esposa no es tan difícil como el papel de mamá”

“Uno tiene que estar bien preparado mentalmente que la vida de un paciente no depende de una hora exacta, sino que él tiene que estar bien para que yo pueda regresar a casa”

Entre las historias que contaba a las periodistas de Diario Roatán resaltó momentos difíciles en su vida.

“Mis hijos me preguntaban ¿Dónde va mami? Y yo les decía que a ver un paciente y me respondían ¡usted ya no volvió! y lo más difícil es tener que interrumpir un momento bonito con ellos para ir a ver un paciente y al volver a casa verlos dormidos en el piso o en los muebles por estar esperándome”

Lejos de todos esos momentos complicados; hoy en día la doctora resalta con mucho orgullo que sus dos hijos ya son profesionales y que espera que puedan servir al prójimo como ella lo ha hecho.

Ahora que las canas han adornado su corto cabello manifiesta que el cansancio no es parte de su equipaje diario y que las mujeres tienen que ser brillantes para ser tomadas en cuenta.

“Yo disfruto mi carrera especialmente a los niños, no siento cansancio, no siento agotamiento no me da pesar invertir tiempo en mi carrera”

“Las mujeres solo podemos ser o muy malas o muy buenas, pero no mediocres, no nos podemos dar ese lujo ante la competencia más de los que estudiamos la carrera de medicina; nosotras las mujeres tenemos que brillar para ser tomadas en cuenta en la sociedad”

Para finalizar la doctora envía un mensaje a las mujeres hondureñas que celebran su día cada 25 de enero:
“Por muchos años las mujeres fueron consideradas para estar en la casa pero se dice que Honduras es un país que tiene machismo, yo estoy segura que si mi esposo no hubiera querido que estudiara no me caso con él. Pero yo pienso que las oportunidades llegan si uno se lo propone porque hay muchas mujeres brillantes; claro que hay tropiezos y obstáculos pero eso es parte de la vida, las mujeres podemos llegar hasta donde uno se lo propone sin ser conformistas, porque la mujer sabia edifica su casa”

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.