“Roatán educado, va a ser exitoso siempre”: Juan Ramón Gutiérrez

0 192

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

El destacado profesor, abogado y comunicador social en Islas de la Bahía, Juan Ramón Gutiérrez, compartió para todos los lectores de Diario Roatán, una entrevista exclusiva, sobre su trayectoria de vida, misma que lo ha llevado hoy en día, a tener – según sus propias palabras-, “un presente pleno y completamente feliz”.

Oriundo de las tierras hondureñas de San Manuel, ubicadas en el noroccidental departamento de Cortés, se convirtió en un hijo adoptivo del departamento insular de Honduras, cuando por medio de un viaje a Roatán, quedó fascinado de la isla, y desde ese entonces, en 1986, enfocó sus esfuerzos, con ayudas familiares; para desempeñarse y resaltar, en beneficio de la sociedad isleña.

“Mi papá estudió en la década de 1960 en la Escuela Juan Brooks, yo siempre supe bastante de Roatán desde mi infancia, entonces vine a Roatán en 1986, con mi abuela Tiburcia de Gutiérrez, a la conferencia de la Iglesia Bautista y me encantó Roatán, y le dije a mi tío el pastor Carlos Gutiérrez, que me quería quedar acá”.

La respuesta de su familiar en aquel entonces, quizá la más acertada para encaminar el exitoso futuro que le deparaba a Juan Ramón Gutiérrez, fue que terminara sus estudios, para luego regresar a Roatán como un profesional y servir a la sociedad de Islas de la Bahía.

Aceptando el consejo, en 1990 terminó su preparación académica, que lo titulaba como maestro, egresado de la Escuela Centroamérica de Comayagua.

Poco tiempo más tarde, su tío Carlos Saúl Gutiérrez, el 4 de marzo de 1991, envió desde Roatán un telegrama (método de comunicación de ese entonces), a Juan Ramón Gutiérrez, que decía “Urge venga, trabajo listo”.

“Entonces, al siguiente día yo agarré el vuelo de La Ceiba a Roatán que me costó 45 lempiras, y luego me tocó caminar desde el aeropuerto hasta la casa de mi tío Carlos, ahí por el muelle”, recordó el profesor Gutiérrez.

Estando en la bella isla de Roatán, concursó por hacerse acreedor de una plaza docente en la Escuela Juan Brooks, de la cual salió favorecido, e inició a laborar en ese centro de enseñanza académica, que, hasta la fecha, sigue siendo parte de su destacada trayectoria educativa en Islas de la Bahía.

Al mismo tiempo, y con unos ánimos inmarcesibles por crecer como persona y, ayudar a la sociedad isleña, impartía clases en horas nocturnas, en el nivel educativo privado de la zona.

Asimismo, Juan Ramón Gutiérrez, traía esa vocación de servicio y proyección social, y vio que, desde el campo de las comunicaciones, se podían hacer muchos cambios que aportaran a las familias, y a las comunidades, es así, que un gran locutor de Roatán, de nombre Samuel Montoya, allá por el año de 1991, lo invitó a formar parte de la primera radio de la zona.

“Yo tenía que estar a las 4:30 de la mañana en el portón de su casa, porque él (Samuel Montoya), salía faltando 15 minutos para las 5 de la mañana, porque en ese tiempo él tenía que encender la radio a las 5 en punto en el sector de Gravel Bay.

HRGS, era la única radio en ese tiempo en Roatán, era de emisora cristiana, fundada por el reverendo Glen Solomon de la Misión Bautista, y ahí Juan Ramón Gutiérrez, con la ayuda de Samuel Montoya, dio sus primeros pasos en los medios de comunicación.

“Lo de las comunicaciones se trae ese gusanito, a mí me encantaba ver mucha televisión, y yo tenía pena de mi voz en ese entonces (cuando aún era un estudiante), entonces yo me grababa junto a mi primo Carlos Gutiérrez, y escuchábamos Cuentos y Leyendas de Honduras y practicábamos como que narrábamos partidos con un palo emulando un micrófono”, comentó.

Gutiérrez, inició en esa radio como voluntario, mientras en horas de la mañana trabajaba en la Escuela Juan Brooks, ya por las noches, dando clases a adultos, y en las horas libres de la tarde, ejercía en la radio HRGS.

“Con Dorn Ebanks, el pastor Carlos Gutiérrez y otros miembros de la iglesia bautista, surgió la idea de tener un canal de televisión, a nivel del sistema de “Compa” de don Marco Tulio Galindo, y se fundó lo que fue CRN, Cadena de avivamiento cristiano, pero no solo se transmitían programas cristianos, también noticias y ahí surge el empezar a ejercer el periodismo”, comentó para Diario Roatán.

Junto a Dorn, que años más tarde llegaría a ser el jefe edilicio de Roatán, el profesor Juan Ramón Gutiérrez, realizaban la cobertura de eventos locales y otros de mayor magnitud informativa, como elecciones, con el objetivo de darlas a conocer al pueblo isleño.

“Haciendo magia, porque era una sola cámara, y un vhs, pero la gente nos miraba, ahí estuvimos hasta el 97, luego en el 98 conocí al empresario Emilio Silvestri, quería montar una Radio, en ese entonces ya sonaba la radio de don Jerry Hynds, Stereo Coral, y él, quería traer una radio enfocada al pueblo hispano (en español), Emilio me dio el reto de iniciar un noticiero, y lo iniciamos en 1998 con Rosendo Rosales, y otras personas, desde ahí cubrimos el huracán Mitch, fui el único que llegó de primero a cubrir Guanaja, fue algo triste y duro, eso me marcó en el periodismo”, compartió.

Luego aceptó desempeñarse desde la Gerencia de Stereo Ola, en los tiempos que surgió el canal Teledisa, y, en vista que los propietarios de ese nuevo medio de comunicación, sabían de la experiencia de Juan Ramón Gutiérrez, lo invitaron a participar de ese proyecto, y en el año 2000, junto a Rosendo Rosales, iniciaron el famoso Noticiero Insular.

“Noticiero Insular es como una marca nuestra, estuvimos en la Gerencia de canal 9, y en el proyecto cerca de 18 años de forma casi ininterrumpida”, hasta que la nueva gerencia de Teledisa, decidieron hacer una pausa en el proyecto, el pasado 15 de noviembre de 2018.

Juan Ramón Gutiérrez, en sus años por Teledisa, siempre resaltó por su credibilidad y compromiso con la honradez en el ejercicio del periodismo, con una filosofía de trabajo sin presiones y con bastantes libertades de criterio personal, que él le imprimía a diario a sus labores desde ese canal de comunicación.

En ese sentido, y desde su amplia experiencia en el periodismo ejercido en la zona insular de Honduras, Juan Ramón Gutiérrez agregó que “Ya no podemos tener un Roatán sin medios de comunicación”, al considerarlos, una piedra fundamental en el desarrollo de las sociedades.

“Esta es una profesión muy difícil (el periodismo), es una gran responsabilidad, para que una sociedad desarrolle, podemos caer bien o mal, y por lo general es mal por lo que decimos, pero ejercemos un periodismo con objetividad y transparencia, digno en la zona insular”, sostuvo Juan Ramón Gutiérrez.

Asimismo, como docente en la zona isleña de Honduras, ha formado generaciones tras generaciones que han pasado por sus aulas, un acto que, según Juan Ramón Gutiérrez, ha sido gratificante, y de mucha responsabilidad, porque “Cuando uno es educador tiene que hacerlo porque te encanta y no para que te paguen, cuando vas a la escuela o colegio obligado, es probable le arruine la vida a un joven”.

“El plan ahora, es si Dios me da vida, y me jubilo, quiero dedicarme completamente a la abogacía, porque todos los días se aprende y es muy lindo, y no descarto volver a radio o televisión o de repente a esto que a mí me encanta que es editorial (en alusión al trabajo que desempeña día a día Diario Roatán)”.

Por otra parte, exteriorizó sus inicios en el campo político en el año de 1996, trabajando en el proyecto de Ricardo Merren que aspiraba a la diputación de Islas de la Bahía representada en el Congreso Nacional.

“El culpable de que yo me haya metido a la política se llama Ricardo Merren, él ha sido mi padrino político, trabajamos con la aspiración que él tenía para diputado, ya en el 98 conozco a Emilio y fundamos lo que era Morena 2000, Movimiento Renovador Nacionalista, Emilio es lanzado como Alcalde y Evans McNab como diputado, esa vez ganamos con Ricardo Maduro y Evans, no pudimos con Emilio, era un proyecto político joven, pero la pasamos bien”, señaló Juan Ramón Gutiérrez.

Además, Juan Ramón Gutiérrez, quien ha sido convencional del Partido de la Estrella Solitaria en Honduras, participó como candidato nacionalista en las elecciones internas del 2017, buscando ocupar la titularidad de la alcaldía de Roatán, no obstante; la población isleña, no consideró oportuno en ese momento, lanzar su candidatura en las elecciones generales de ese mismo año.

“La última vez que estuvimos de candidatos en las internas, fue una experiencia noble y agradezco la oportunidad que me dio el partido de aspirar, actualmente el panorama político no lo voy a descartar, porque como nacionalista, hay que seguir luchando por Roatán e Islas de la Bahía”, puntualizó.

Sin embargo; a pesar de los enormes e incontables éxitos profesionales de Juan Ramón Gutiérrez, no son su mejor satisfacción en la vida, sin duda alguna para él, su esposa y sus tres hijos varones, es la mayor bendición que ha recibido y de la cual, cada día se siente más orgulloso.

Esa bendición llegó para Juan Ramón Gutiérrez, allá por el año 1992, durante una capacitación de física en Los Fuertes, ahí, de repente miró a una señorita “muy linda y con cuerpecito de avispa, (como de cariño él la describe), y para mí fue amor a primera vista”.

Luego tuvo la bendición, de que ella se fue a vivir con una de sus tías, y a partir de ahí, empezaron a conocerse y mantener una buena amistad.

“A fínales del 94 le dije, nos casamos, y me dijo, sí, y decidimos que iba a ser en febrero del 95 y así fue gracias a Dios” expresó con alegría.

Juan Ramón Gutiérrez y Danira, cerca de cumplir 25 años de casados, les han enseñado a sus tres hijos, como se deben construir las familias, en unión con el señor Dios, lealtad y honradez, y eso los ha llevado a recibir infinitas bendiciones en lo personal y profesional para sus vidas.

“Dios me ha bendecido con buenos muchachos, Raymond Daniel Gutiérrez Reyes, el primogénito nacido en 1996, Antony Samuel, en el 97, y Cristopher David, en el 99, los tres estudiando en la universidad”, comentó.

Juan Ramón Gutiérrez, hizo énfasis que la vida le ha enseñado a ir moldeando el carácter, para ser tolerante como parte del desarrollo humano, asimismo, para valorar los amigos, que, aunque sean pocos, son verdaderos y los más importante para él, de ser feliz en su hogar, junto a sus seres más queridos.

A reglón seguido, externó que “la familia es lo que más me encanta, a nivel de familia, tengo muchos buenos ejemplos que admiro, mi papá era una persona con la que yo pasaba horas dialogando, y otro buen ejemplo era el profesor Carlos Gutiérrez, entre otros excelentes familiares”.

Juan Ramón Gutiérrez, también comentó que admira a los pastores Samuel Grant, y Glen Solomon, por ser personas de ejemplo y servicio en la sociedad isleña, al tiempo que reiteró que busca lo mejor para Roatán, y que sea un lugar más próspero, pero con mejores garantías de seguridad, donde el nivel de vida, permita que la gente no tenga que delinquir.

“Yo lo que sueño, es continuar disfrutando el desarrollo como lugar turístico, pero con más garantías de seguridad, que quiero un Roatán ordenado, donde nos conozcamos, con seguridad y con mucho beneficio social para nuestras familias, en paz y bien educado, muchos hemos sido adoptamos en esta tierra y hemos sido bendecidos, y esperamos que muchos puedan lograrlo también y disfrutarlo con su familia”, puntualizó.

En ese sentido argumentó que un “Roatán educado, es un lugar que va a ser exitoso siempre”, porque “Roatán para mí, es un sueño hecho realidad, que cumplí porque he sido parte de Islas de la Bahía, soy parte de la familia, vine a ser parte y a luchar por Roatán”.

“Hay algo que me siento muy alegre y feliz, y es que me recuerden como alguien que sirvió a Roatán y que luchó porque fuera un lugar mejor”, amplió.

Para finalizar, Diario Roatán casi en primicia, descubrió los gustos gastronómicos de Juan Ramón Gutiérrez, y compartió que una buena sopa de res, siempre será su plato preferido.

Además, concluyó recordando que lo más importante en su vida, siempre será Dios, “porque lo es todo, he tratado de no ser fanático religioso, crecí en la iglesia y uno de los grandes sueños, era el vestir correctamente y compartir el evangelio y Gracias a Dios, hemos sido bendecidos en todo tiempo y eso completa mi vida, y aún hay mucho por delante”.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.