Presidente admite que en su Gobierno hubo errores, pero también hubo muchos avances

0 106

El Presidente Porfirio Lobo, admitió este miércoles, luego de participar en la ceremonia de ascensos en las Fuerzas Armadas de Honduras, que en su Gobierno hubo errores, pero también muchos avances en todo los sectores del Estado.

Sobre el reclamo de la Asociación de Municipios de Honduras (AMHON), respecto a las transferencias de más de dos mil 500 millones de lempiras correspondientes a 2012 y 2013, dijo era un tema usual y que esa canción ya la ha escuchado varias veces durante su gestión.

Arguyó que lo que sucede es que algunas municipalidades no han liquidado y mientras eso no suceda, no se les puede otorgar más fondos, al tiempo que aseguró que no se han atrasado las transferencias que tienen que ver con los programas sociales, porque ese tema está separado.

Opinó que no entiende la prisa de algunos alcaldes que como ya se van y quieren todo a la ligera y no piensan en el municipio que representan por lo que tienen que entender que el alcalde actual debe de recibir, pero también el siguiente tiene derecho, por lo que aseveró que todo se va a resolver.

Señaló que la impunidad es el peor enemigo para la paz, estabilidad y sobre todo para que se haga justicia y en eso coincide con la embajadora de Estados Unidos, Lisa Kubiske, en el sentido que ese flagelo que genera mucho más violencia y es un estimulo para los que hacen el mal.

Manifestó su beneplácito por el trabajo que ha comenzado a hacer el Consejo de la Judicatura y la Carrera Judicial. “He visto que ya hay jueces que se están investigando y otros que se han cesanteados, ahí se mira lo que se está haciendo aunque hay que reconocer que el reto es enorme y que todos lo que anhelamos es que no haya impunidad es por eso que yo coincido que la impunidad es un estimulo para los que hacen el mal”.

Sobre la insistencia del Gobierno de El Salvador sobre la pertenencia de la isla Conejo en el Golfo de Fonseca, reiteró que ya en 1992 la Corte Internacional de Justicia de La Haya, emitió un fallo sobre el diferendo limítrofe y El Salvador pidió una revisión en 2002 y ese organismo opinó que ya no había nada que hacer.

En ese sentido, recalcó que el gobierno salvadoreño está utilizando ese tema para ver cómo se beneficia políticamente ya que en febrero próximo se celebrarán elecciones presidenciales en el vecino país y en ese sentido, lo que ha hecho Honduras es pedir al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y a la Organización de Estados Americanos (OEA) que colaboren a ejecutar la sentencia para la delimitación marítima en el Golfo de Fonseca.

En cuanto a los cuestionamientos al proceso de depuración policial y la exigencia de organismos de la sociedad civil para nombrar a los nuevos titulares de la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP) que ya presentaron su renuncia, dijo que no lo ha hecho porque todavía está esperando la propuesta de los candidatos por parte del Consejo Nacional de Seguridad Interior (CONASIN) y en ese sentido, será la próxima administración la que tomará la decisión.

Respecto a los logros en su gestión, expresó que “cuando uno revisa un gobierno, ningún presidente quiere hacer el mal, hay algunos a los que la ambición muy en allá y entonces cometen tonteras, pero la verdad es que en general cada quien hace lo que puede, yo les digo viendo aquí a la institución armada, cuando yo recibí en 2010, no es lo mismo verla hoy que hace cuatro años, creo que se encuentra muy bien”.

Agregó que en algunos campos se ha avanzado, aunque no como él quería; pero se ha evolucionado en educación al alcanzar más de los 200 días clases, en energía renovable la matriz ya no es de 80 por ciento energía térmica y 20 por ciento de energía limpia sino que ahora la proporción es casi de 50 y 50 por ciento; en salud se ha buscado el mecanismo que es muy efectivo en la compra de medicamentos, mientras que las exportaciones agrícolas han aumentado y son muchas áreas en las que se ha avanzado.

El Mandatario destacó que el pueblo hondureño acudió masivamente a las elecciones generales del pasado 24 de noviembre y claramente decidió quien fue el que ganó los comicios ni siquiera con un resultado apretado sino que más que amplio, lo que consolida la democracia en Honduras y hoy un presidente asumirá el gobierno con todas las puertas abiertas en la comunidad internacional y a nivel interno, aunque hay protestas, es normal porque es un derecho que tiene la gente, pero ya no hay el nivel de confrontación que primaba en 2010 cuando él asumió el poder.

Por otra parte, recordó que hace unas tres semanas le pidió a los funcionarios de su Gobierno, no tomar decisiones que comprometieran fondos nacionales ni de la cooperación externa sin antes consultar a la comisión de transición, principalmente a las autoridades electas y en ese sentido, se emitió un decreto ejecutivo para que toda acción sea consultada y autorizada por el Presidente de la República.

Consideró que en el caso de las licitaciones para la compra de medicamentos es mejor hacerlo a través de fideicomisos con instituciones bancarias porque se compra mucho más barato, se adquieren productos de mayor calidad y existe más transparencia.

Aseveró que ese tipo de aspectos ya se han revisado con la comisión de transición que ya conoce las instituciones donde han habido alteraciones y que no cabe duda serán sancionados.

Enumeró que su Gobierno ha realizado varias gestiones para mejorar la situación financiera de instituciones estatales como la Empresa Nacional Portuaria (ENP) y la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), entre otras, que se espera que en 2015, comiencen a reflejar resultados positivos.

Lobo reiteró que en su administración trató de hacer lo que humanamente pudo y como todos los mandatarios, ha cometido errores, pero que lo más importante es que se debe llevar la fiesta en paz en todos los sentidos por el bienestar y desarrollo del país.

Reiteró que en su gestión no tomó la decisión de despedir empleados públicos porque considera que ese no es el mayor problema que tiene Honduras. “Honduras tiene un nivel de exoneraciones que no puede seguir dando, entonces lo mejor es mayor control en las exoneraciones y el cobro de impuesto a los que tienen que pagar impuestos”, arguyó.

Respecto a las entre nueve y 10 solicitudes de extradición presentadas ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ), arguyó que ese caso le compite al Poder Judicial.

Subrayó que se considera satisfecho de haber trabajado con buenos funcionarios al tiempo que agradeció a la prensa que le ha permitido conocer problemas de los que de otra manera no se hubiese enterado ya que los medios de comunicación juegan un papel muy importante dentro de la sociedad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.