Más de 2.3 millones de libras mensuales de alimentos se comprometen luego que Los Comuneros invadieran granja Flemming

0 175

En horas de la mañana de este sábado 6 de marzo, el grupo de invasores autodenominado Los Comuneros, bloquearon todos los accesos a la Granja Flemming, en el Valle de Amarateca, impidiendo a los empleados de la avícola ingresar a sus labores y poniendo en riesgo a las personas que se
encontraban dentro, así como a toda la producción avícola.

El grupo de invasores cercó las áreas aledañas de la Granja Flemming, atentando contra la seguridad alimentaria de Honduras y poniendo en riesgo que más de medio millón de aves, equivalentes a DOS MILLONES TRESCIENTAS MIL LIBRAS mensuales de alimentos dejen de llegar a los hogares, debido a estos hechos amenazantes e intimidatorios.


Desde el 8 de enero, este grupo de invasores, conformado por unas 40 personas de dudosa reputación, armadas, con pick-ups y animales invadió los citados terrenos, propiedad de CADECA, poniendo en riesgo la seguridad y estabilidad laboral de más de cien trabajadores y familias que dependen de la producción agrícola como su única fuente de trabajo.

Se tomaron las medidas legales correspondientes por parte de CADECA presentando la Denuncia por Usurpación ante la Policía Nacional y el Ministerio Público; y pruebas que acreditan la propiedad legítima sobre las tierras en disputa. Sin embargo, a la fecha no ha habido una respuesta favorable por parte del gobierno para resolver la invasión
ilegal de la que se está siendo objeto.

En el Valle de Amarateca se concentra el 30% de la producción avícola de Honduras, es por ello que la usurpación de la Granja Flemming por los “Comuneros” pone en peligro las galeras destinadas a la producción avícola, así como al resto de granjas que se dedican a esta actividad productiva en el país.

CADECA solicita a las autoridades actuar de manera inmediata y tomar las acciones correspondientes para la resolución y desalojo de este grupo de invasores que por dos meses ha vulnerado el derecho a la propiedad y con amenazas del uso de la fuerza y acciones violentas, ha amedrentado a los trabajadores de la avícola y la producción de la misma.

Exigimos las garantías necesarias para salvaguardar la integridad de todos los colaboradores de la Granja Flemming y proteger la seguridad alimentaria de Honduras que está en alto riesgo de verse interrumpida por estos hechos de usurpación ilegítima.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.