Israel pospone investigación sobre fallos previos a los ataques de Hamás

0 27

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El Gobierno israelí afirmó este viernes que «todavía no ha llegado el momento» de investigar los fallos de inteligencia y seguridad previos a los ataques de Hamás en las comunidades del sur de Israel el pasado 7 de octubre.

«Israel se encuentra en medio de una guerra feroz y aún no ha llegado el momento de investigar toda la guerra y lo que la precedió», señala una carta firmada por el secretario del gabinete de gobierno, Yossi Fuchs, en respuesta a una petición de la Fiscal General, Gali Baharav-Miara.

En una carta dirigida el jueves al primer ministro, Benjamín Netanyahu, Baharav-Miara le solicitó que dejara de bloquear el lanzamiento de una comisión estatal de investigación y explicó que esa pesquisa es «esencial para defenderse de las acciones que se estaban tomando contra Jerusalén en los tribunales internacionales».

“La cuestión de establecer una comisión estatal de investigación es competencia exclusiva del gobierno israelí de acuerdo con la ley”, añadió la fiscal en su solicitud.

El Tribunal Internacional de Justicia de la ONU, con base en La Haya, abrió una investigación el pasado enero por genocidio de Israel en la Franja de Gaza, donde hoy se cumplen 8 meses de guerra con más de 36.600 muertos, a raíz de una denuncia de Sudáfrica, a la que se han sumado México, Colombia, Nicaragua y Libia; mientras que Chile y España han anunciado su intención de hacerlo.

Además, el fiscal de la Corte Penal Internacional, también en La Haya, ha solicitado emitir órdenes de detención para Netanyahu y el ministro de Defensa, Yoav Gallant; así como para tres líderes de Hamás, por indicios de crímenes de guerra; órdenes que podrían materializarse en las próximas semanas.

El Ejército abrió una investigación interna sobre sus errores a la hora detectar y prevenir el ataque de Hamás -que dejó 1.200 muertos y 251 secuestrados-, y está previsto que anuncie sus primeras conclusiones en julio.

De momento, solo ha dimitido por esos fallos el jefe de la inteligencia militar, Aharon Haliva, el pasado abril, quien admitió su «responsabilidad de mando», algo que también hizo en las primeras semanas de la guerra el jefe de Shin Bet, la agencia de seguridad interior, Ron Bar, aunque este sigue en el puesto.

Cada vez más voces en Israel exigen que sea el propio Netanyahu el que asuma la responsabilidad de lo ocurrido, algo que aún no ha hecho, e incluso que convoque elecciones anticipadas; además de criticar ampliamente su gestión de la guerra y su reticencia a firmar un acuerdo con Hamás que permita el retorno de todos los secuestrados, ya que aún quedan 120 cautivos.

(Visited 26 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.