Imágenes del James Webb muestra como era el universo hace 13.000 millones de años

0 33

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

La exploración espacial vive otro día histórico. La NASA ha publicado este martes más imágenes del telescopio James Webb, el mayor que se haya lanzado jamás al espacio. En concreto, estas fotografías muestran la imagen de campo más profunda del universo, lo que supone ver lo que ocurrió hace más de 13.000 millones de años.

Este hito se produce unas horas después de la revelación de la primera fotografía, en la que se aprecia un cúmulo de estrellas conocido como SMACS 0723, y que funcionan como una gran lupa por su fuerza gravitacional.

Dentro de este primer lote, se han seleccionado varios objetos que ya habían sido fotografiados por el Hubble, de modo que se pueden apreciar las diferencias entre ambos dispositivos. Entre lo más destacado está la nebulosa Carina (fotografía de la portada), formada por las estrellas más masivas, brillantes y calientes de nuestra galaxia o la nebulosa del Anillo del Sur, una de las más cercanas a la Tierra, y que podemos ver a continuación.

Además, se han conocido nuevos datos sobre la composición atmosférica del exoplaneta WASP 96b, así cómo una imagen el Quinteto de Stephan, el primer grupo de galaxias descubierto en la historia espacial, y una de las imágenes más bellas tomadas por su predecesor.

El sensor de guía fina del telescopio ofreció, recientemente, una vista de estrellas y galaxias. «Las manchas más tenues de esta imagen son exactamente los tipos de galaxias tenues que Webb estudiará en su primer año de operaciones científicas», explicó Jane Rigby, científica de operaciones del Webb en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

Tomar esta imagen llevó ocho jornadas de trabajo al telescopio, que tuvo que realizar 72 exposiciones diferentes durante esos días. El resultado, una de las fotografías más profundas del universo jamás tomadas. Esta captura se logró en el marco de una prueba técnica, durante la cual los responsables del Webb querían probar el giro de la máquina, que no es otra cosa que la capacidad para rodar hacia un lado, como pueden hacer, por ejemplo, los aviones en pleno vuelo.

Una construcción llena de retrasos y gastos extra

El James Webb se construyó con el objetivo de arrojar más luz sobre la llamada ‘edad oscura’ del universo, el periodo que transcurre antes de que las primeras estrellas cobrasen vida. Se lanzó el 25 de diciembre del pasado año. El cohete Ariane fue el encargado de lanzarlo desde el puerto espacial Kourou (Guayana Francesa).

(Visited 24 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.