El Senado mexicano acaba con mitos políticos

0 195

Mexico, DF

El Senado mexicano aprobó la noche de este martes (hora de México) una de las reformas políticas más ambiciosas de la democracia mexicana con 106 votos en favor, 15 en contra y una abstención. Los legisladores modificaron 29 artículos constitucionales en una sesión que ha durado más de ocho horas. Los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN) levantaron el veto a la reelección consecutiva y con eso acabaron con uno de los mitos más arraigados de la vida política mexicana.

Los parlamentarios de izquierda, de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT) votaron en contra de las modificaciones.

La reforma política, que nació en el seno de los acuerdos de Pacto por México, transformará el Instituto Federal Electoral en un instituto nacional encargado de organizar más de tres mil procesos electorales en el país, capacitar a los consejeros de institutos estatales y el diseño de los distritos y secciones electorales. El futuro INE “amarrará las manos a los gobernadores que quieran manejar a su antojo los institutos electorales locales”, según la senadora del PAN Mariana Gómez del Campo.

Las elecciones en las cuales se exceda por un mínimo del cinco por ciento el techo de financiamiento de las campañas serán anuladas. Esto cuando haya una diferencia de cinco puntos o menos entre los candidatos en disputa. También serán cancelados los procesos donde se compruebe el uso de recursos ilícitos y en las que se adquieran coberturas informativas o tiempos en radio y televisión.
más información

La promulgación de estas reformas permitirá a los partidos políticos en México formar gobiernos de coalición. Cuando esto suceda el Congreso será el encargado de designar a los funcionarios del gabinete que compongan el Gobierno. Cuando no sea así será responsabilidad de ambas cámaras el ratificar a los ministros de Hacienda y Relaciones Exteriores.

Uno de los puntos que han causado mayor conflicto entre los legisladores es el tema de la reelección consecutiva. Los diputados podrán aspirar hasta a tres cargos consecutivos (12 años) y los senadores podrán repetir por un periodo más (12 años en total). Sin embargo, la reforma al artículo 115 considera que la «postulación solo podrá ser realizada por el mismo partido o por cualquiera de los partidos integrantes de la coalición que lo hubieran postulado», una medida que ha sido tomada, según los legisladores panistas «para evitar el transfuguismo». Estos cambios entrarán en vigor a partir de 2018.

La propuesta ha causado polémica entre algunos legisladores de izquierda. La reforma, aseguró el senador Armando Ríos Piter, “deja trunca una de las principales esencias de la reelección” ya que está “manteniendo el mismo status quo” de los partidos políticos al condicionar a los organismos políticos la posibilidad de que un ciudadano se reelija o no. De esta forma estima que los ciudadanos no podrán castigar o premiar a su representante por su desempeño.

El colectivo social de la Reforma Política ya coincide con la idea. Algunos de sus integrantes lo manifestaron en la sesión del pleno y fueron expulsados de forma violenta de las instalaciones del Senado.

Además de las reformas de carácter electoral también se modificaron otras cuestiones. Los senadores convirtieron la Procuraduría General de la República en una Fiscalía general autónoma del poder ejecutivo. También otorgaron autonomía al CONEVAL, un organismo que evalúa la eficacia de los programas sociales.

Las discusiones sobre las reservas a algunas modificaciones constitucionales seguían en curso la madrugada de este miércoles. Cuando la ley sea aprobada también en lo particular será turnada a la Cámara de Diputados.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.