El avance del COVID en China retrasa la recuperación de la demanda de crudo hasta abril

0 96

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Analistas están recortando las previsiones de la demanda de petróleo de China a finales de año después de que los casos de COVID-19 se dispararan hasta alcanzar niveles casi récord, lo que ha obligado a las autoridades a restablecer las restricciones a la movilidad y ha retrasado la recuperación del principal importador de crudo del mundo.

A pesar de las recientes medidas adoptadas por Beijing para reducir algunas restricciones frente al COVID-19, varios analistas consideran que el proceso de reapertura de China está dando un paso adelante y dos atrás: se considera improbable que la demanda de combustible en el segundo consumidor mundial de petróleo se recupere hasta después de marzo de 2023, lo que limita las ganancias de los precios mundiales del petróleo.

Reducimos con cautela nuestras expectativas de demanda de China en 1,2 millones de barriles por día (bpd) en el cuarto trimestre de 2022″, dijeron los analistas de Goldman Sachs en una nota. “La confianza sigue siendo alta en una reapertura de China en el segundo trimestre de 2023″.

China anunció el 11 de noviembre que relajará algunas restricciones por el COVID-19 después de mantenerse firme en su estrategia de ‘cero contagios’ durante dos años y medio, lo que ha aumentado las esperanzas de una recuperación de la demanda.

La estrategia de Beijing ha consistido en actuar con firmeza para acabar con todos los brotes, en desacuerdo con la mayoría de los países occidentales que están aprendiendo a convivir con el virus.

Sin embargo, con los casos diarios que se acercan a niveles récord de más de 28.000, el régimen chino ha vuelto a encerrar a millones de residentes para acabar con el virus.

Los futuros del petróleo a nivel mundial han bajado casi 10 dólares el barril desde el anuncio de nuevas restricciones.

Sun Jianan, analista de la consultora Energy Aspects, también revisó a la baja las previsiones de demanda de petróleo de China, en 200.000 bpd para noviembre y diciembre y 120.000 bpd para el cuarto trimestre.

La demanda se mantendrá baja en términos interanuales en el primer trimestre de 2023, antes de aumentar hasta los 15 millones de bpd en el segundo trimestre de 2023, cuando esperamos que el país comience a reabrirse, levantando poco a poco la mayoría de las restricciones de movilidad a partir de abril del 2023″, dijo Sun.

(Visited 13 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.