Disfruta un recorrido por la emblemática “Ciudad Cívica” de Honduras

Olanchito, Yoro

0 910

Una ciudad culta, calurosa, y emblemática en la historia literaria de Honduras, así es Olanchito, Yoro, popularmente conocida como la “Ciudad Cívica”, haciendo referencia a más de 150 escritores, dramaturgos y pintores que han nacido desde las entrañas de este municipio ubicado en el Valle del Aguán.

Esta ciudad está despertando, y reclama su sitio en el turismo nacional, aunque pareciera que lo único que sobresale es el hábito por el trabajo de campo y agricultura, Olanchito ofrece más de una razón para enamorarse y hacer turismo interno en este pujante municipio, segundo de mayor importancia en el departamento de Yoro.
Olanchito celebra dos ferias, una dedicada al Jamo, especie endémica de la zona y al santo patrono San Jorge durante todo el mes de abril. La otra en honor a uno de sus mayores orgullos, el célebre escritor Ramón Amaya Amador, se festeja del 25 al 29 de abril.

Flora y Fauna.

La ciudad de Olanchito está custodiada por los cerros Pacura y Nevada, y en la planicie a unos 20 minutos del centro histórico, se encuentra una maravilla única en Honduras, los bosques Seco y Muy Seco Tropical, que juntos forman el Refugio de Vida Silvestre Colibrí Esmeralda.

En este lugar convive tranquilamente el jamo negro, un reptil en peligro de extinción, sus hermosos colores y ojos penetrantes, provocan admiración entre los turistas que visitan este refugio.

Cuando de aventura se trata, Olanchito tiene lo mejor, senderismo, caminatas en caballo, o internarse en la montaña de la comunidad de Bella Vista para conocer unas misteriosas y profundas cuevas llamadas Los Naranjos.

También, puede relajarse en el nacimiento de las aguas termales a unos pocos kilómetros del Refugio Silvestre Colibrí Esmeralda.

La aventura en la Ciudad Cívica no termina, ya que la alcaldía de Olanchito, promueve también, un tour agro turístico en la comunidad del Juncal, donde sus amables habitantes siempre lo recibirán con los brazos abiertos. Este pueblo es mejor conocido por su producción de leche, y sus derivados.

Olanchito adquirió fuerza económica a principios del siglo XX, con la llegada de la transnacional Standard Fruit Company, que se ubicó en el Valle del Aguán, por ser una zona de tierra propicia para el cultivo del banano.
Entre las curiosidades que dejó la Standard, fue un túnel, que cruza el cerro Quemado, según los pobladores más antiguos, indicaron que el cerro fue dinamitado para que pasara su tren, ahora en desuso, es quizás el único túnel en Honduras.

El túnel tiene aproximadamente unos 200 metros de distancia, está reforzado por concreto en ambas puntas, y la lana verdosa ha creado un ambiente ideal que deberían conocer.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.