Diputados del XX Congreso Infantil, invitados de honor en Casa Presidencial

0 96

Tegucigalpa, Honduras.

“Legislar a favor del pueblo hondureño y marcar diferencia como generación”, pidió el presidente Juan Orlando Hernández a los 128 diputados del XX Congreso Infantil, representantes de los 18 departamentos del país.

Acompañado de la primera dama, Ana García de Hernández, el mandatario les brindó un almuerzo y les entregó obsequios a los pequeños legisladores en Casa de Gobierno, donde pudieron hacer un recorrido como invitados de honor.

Luego de la interpretación del Himno Nacional en lengua miskitu, a cargo de la alumna Lisbeth Platino, representante del departamento de Gracias a Dios, el mandatario destacó que los 128 pequeños diputados van a ser partícipes de toma de decisiones muy importantes para el país en el XX Congreso Infantil.

“Estoy seguro que, como en el Congreso que presidí en el período anterior de Gobierno, este Congreso les va a escuchar atentamente, va a revisar cada una de las decisiones que ustedes tomen y estoy seguro que les van acompañar”, agregó el titular del Ejecutivo.

Alabó el gobernante que este es un evento que cada vez se consolida más, y “por eso le doy gracias a Dios, porque es sembrar para cosechar después”.

“Es sembrar en el corazón y en la conciencia de ustedes y en la zona de mayor potencialidad que la nación tiene: la niñez y la juventud de cara a una nueva Honduras”, prosiguió.
El presidente Hernández agradeció al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), al Gobierno de la República y todo el equipo del Ejecutivo, pero especialmente al Congreso Nacional, por su apoyo para la realización del Congreso Infantil.

“Gracias porque esta tradición no se interrumpe y cada vez se afianza más y eso es muy bueno y muy positivo”, aseguró el titular del Ejecutivo.

“Niños y niñas, nosotros estaremos también para acompañarlos”, acotó.

El mandatario les dijo a los pequeños que están hoy aquí, como miembros del Congreso Infantil, como un reconocimiento a su estudio y por el liderazgo que han tomado.

“Siéntanse con todo el respaldo de nosotros, porque estamos esperando con ansias qué es lo que van a tomar en términos de decisiones”, señaló.

El legado de Guillermo Anderson

El presidente Hernández les pidió como favor a los pequeños diputados que intercedan para resaltar la obra que dejó en el país el destacado cantautor hondureño, Guillermo Anderson, fallecido el 6 de agosto pasado.

“Quiero pedirles una favor especial: que consideren poder tomar decisiones con respecto a la obra de un hondureño muy respetado, muy admirado, que cuidó mucho de nuestras raíces, que no importaba dónde estaba él, enaltecía el nombre del país”, alabó.

Resaltó que Guillermo Anderson fue un hondureño que “no solamente hablaba de nuestros pueblos autóctonos o de nuestros hermanos afrodescendientes, hablaba de las bellezas de los bosques de Honduras, de toda su naturaleza”.

Hernández enfatizó que Anderson le dedicó mucha parte de su buena obra “a ustedes los niños, a ustedes los adolescentes, pero me parece que no es justo que sólo nuestra generación conozca de él, siempre creí que siempre debe de pasarse de los niños de hoy a los de mañana, a los de pasado mañana, a los del futuro”.

Otros temas de interés

Asimismo, les pidió consideración en los temas que cambien la forma de vida de los hondureños, entre ellos, fomentar el ejercicio para evitar enfermedades no transmisibles como la diabetes.

“Queremos que ustedes sean la generación que afiance en su conciencia que los niños, los adultos y los adultos mayores, todos tenemos que hacer actividad física todos los días y comer saludable”, apuntó.

También les mencionó el problema de la inseguridad, porque hubo niños que no recibieron de sus padres, de sus mayores, de los maestros, de los líderes de las iglesias, la orientación de caminar o vivir por el camino bueno, es decir, respetar al prójimo.

“Tenemos que enseñarle al niño respetar al prójimo, respetar a los mayores, a los maestros”, acotó.

Pidió el mandatario “que ustedes contribuyan para que esto sea normal en nuestros hogares, en la escuela y en todo el pueblo hondureño; eso es sana convivencia”.

Además, les solicitó cuidar los bosques, cada árbol, y puso como ejemplo el gorgojo descortezador que ha “matado” tantos pinos, lo que provoca que ahora por año se tiene que sembrar más de 10 millones de arbolitos para poder compensar lo que se ha perdido.

“Estoy seguro que vamos a poder sembrar más”, aseguró.

Líderes para combatir el zika

La primera dama, Ana García de Hernández, solicitó a los pequeños legisladores ser los portavoces ante sus compañeros, en los centros de enseñanza que representan, de la importancia del combate del zancudo que transmite el zika.

“Les pido que ustedes sean los líderes en sus escuelas y en sus centros educativos para que creen conciencia de la importancia de limpiar primeros nuestros hogares, los centros educativos y pedir a los vecinos que participen en la limpieza”, insistió.

También les solicitó hablar en el Congreso Infantil del tema de la migración y sobre la importancia que conozcan los riesgos de la migración irregular al irse del país en manos de un “coyote”.

“Quiero que transmitan estos riesgos a sus compañeros, a sus padres y madres que sigan aquí en el país, una tierra hermosa, porque es nuestra casa”, señaló.

La primera dama aseveró que “para ustedes (niños) ser parte del Congreso Infantil es una experiencia inolvidable, porque para muchos es primera vez que están en Tegucigalpa, en Casa Presidencial y en el Congreso Nacional, y sé que hoy esto marcará su vida y sus aspiraciones”.

“Todos somos importantes y todos somos responsables de construir una mejor nación y hacerlo con ustedes, las nuevas generaciones, los niños y niñas que son el presente, pero también el futuro de nuestro país”, concluyó.

Por su parte, el niño Jeshua David Chinchilla, diputado por el departamento de Cortés, agradeció a la pareja presidencial y al Congreso Nacional por darles la oportunidad de legislar a favor del pueblo hondureño.

Para finalizar, cada niño representante de su departamento le entregó a la pareja presidencial, regalos alusivos a sus lugares de origen.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.