Consumo excesivo de sal perjudica al hipertenso

0 129

Las personas que padecen de hipertensión deben mantener un buen control de su alimentación, por lo que deben excluir el consumo de la sal, ya que esto favorece la elevación de la presión arterial y puede producir problemas cardiacos, derrame cerebral y daños renales.

La especialista en medicina y nutrición, Claudia Arias, indica que la alimentación del hipertenso ha de ser sana y variada. Tiene que incluir diariamente frutas, verduras, leche y productos lácteos como desnatados o semidesnatados.

Además, el consumo del pescado cocido al horno o a la plancha, puede ingerirlo por lo menos dos veces por semana.

Mientras que las carnes sin grasa y legumbres, también, dos veces por semana. Y los cereales como el trigo, el arroz, el maíz o el centeno en cantidad moderada, debe seleccionar los integrales.

La especialista expresa que en relación a las verduras y las frutas, la recomendación es consumir al menos cinco porciones todos los días, unos 400 gramos aproximadamente, y de diferentes tipos. El consumo de lácteos puede variar entre dos y tres tazas por persona al día.

Un aspecto importante que toda persona hipertensa debe controlar es el contenido de sal o sodio de los alimentos. En la actualidad, la población consume un alto contenido de sodio, pues se tiene el hábito de poner sal en las comidas ya preparadas, o por el consumo de algunos alimentos preelaborados que lo contienen en cantidades elevadas.

Valores

Arias indica que si se desea hacer un cambio hacia una alimentación saludable hay que hacerlo paulatinamente para interiorizar las nuevas conductas alimenticias y así mantener los beneficios físicos y psíquicos durante un largo período de tiempo.

Siga estos consejos para lograrlo: lleve una alimentación adecuada, disminuya el consumo de grasa total y de grasas saturadas.

Aumente el consumo diario de frutas y verduras. Es recomendable cinco raciones al día, el incremento debe ser paulatino.

Disminuya el consumo de sal y de alimentos altos en sodio, y no le agregue sal a los alimentos ya preparados.

Lea la información nutricional para conocer el contenido de sodio de los alimentos, el valor diario de un alimento es clave para saber cuánto se puede comer.

Realice actividad física en forma regular. El ejercicio es de gran ayuda para mantener la presión sanguínea normal. Tome suficiente agua, 6 a 8 vasos al día.

Consejo

1. Balance: controle la ingesta de alimentos como la salsa de soja, ahumados o en escabeche, son en general altos en sodio, al igual que las aceitunas, el tocino y los diferentes tipos de jamón.

2. Control: no añada más sal a los alimentos (elimine los saleros de mesa), puede disminuirse paulatinamente. A los alimentos que va a cocinar colóqueles un poco nada más, ya que algunos ya la traen.

3. Sustitutos: utilice especies o hierbas aromáticas como orégano, albahaca, perejil y jengibre. Además ingredientes como ajo, limón y cáscaras de naranja, como sustitutos de sal en su cocina.
Guia Medica

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.