Cómo saber si te falta vitamina D y cómo solucionarlo

0 22

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

La falta de vitamina D es algo más extendido de lo que se piensa entre la población general. De hecho, y como se apuntaba en este artículo de EL PAÍS titulado El misterio de la vitamina D, pese a que España es uno de los países que disfruta de un mayor número de horas de sol, son muchos los adultos que presentan un déficit de dicha vitamina. Por ello, ¿cómo conseguir esa dosis extra de vitamina D tan necesaria para el organismo?

Vitamina D: para qué sirve
La vitamina D es una de las “principales hormonas implicadas en el metabolismo óseo y la homeostasis del calcio”. La presencia de receptores de la vitamina D en una amplia variedad de células, sugiere que también juega un papel muy importante en diferentes procesos fisiológicos y de diferenciación y proliferación celular, según se recoge en esta publicación científica editada por el Ministerio de Sanidad.

La forma más simple de aumentar los niveles de la vitamina D pasa por un consumo de pescado azul, lácteos, yemas de huevo o cereales, entre otros. También lo facilita la exposición al sol durante 10 minutos al menos dos veces por semana. Sin embargo, cuando esto es insuficiente, la toma de suplementos puede ayudarnos a complementar la dosis restante.

Síntomas de la falta de vitamina D
Entre los síntomas de la carencia de vitamina D más comunes que se dan en el organismo, se pueden citar los más representativos, a saber:

Una mayor presencia de debilidad corporal, incluyendo dolor muscular y óseo.
Una predisposición más elevada a sufrir roturas en huesos, sobre todo, en población anciana. Esto es debido a una pérdida de densidad ósea paulatina.
La aparición de problemas intestinales, los problemas dentales o la presión arterial alta también son provocadas por una merma en la ingesta de vitamina D.
Estos síntomas aparecen en gran medida en población vulnerable: como los mayores de 50 años, las personas muy ancianas (son las que menos se mueven y pasan menos periodos de tiempo al aire libre) o las que padecen obesidad.

¿Qué enfermedades produce la falta de vitamina D?
Pese a que se sigue investigando en profundidad a este respecto, ya que no existe una evidencia sólida, sí han aparecido investigaciones recientes que relacionaban un déficit de esta vitamina con inflamación crónica, un funcionamiento cerebral deficiente o un mayor riesgo de pérdida de la fuerza muscular, entre otros.

¿Qué ingesta mínima de vitamina D es necesaria?
La toma de vitamina D debería ser, en un adulto sano, de al menos 600 UI a diario y en 800 UI en personas mayores de 70 años. Una ingesta que se debe aumentar un 50% en personas susceptibles y hasta un 150% durante la gestación y la lactancia.

¿Qué beneficios tiene la vitamina D en el organismo?
Entre los beneficios principales de la ingesta de vitamina D se pueden describir una mejora en el sistema inmunológico, un fortalecimiento de las articulaciones, una reducción de la inflamación, un rendimiento más elevado en términos de concentración y un sueño más reparador.

Vitamina D3: ¿qué es?
La vitamina D3 (también conocida como colecalciferol) es la forma predominante en la que se ingiere los suplementos de vitamina D. Esta variante es la que se obtiene de la exposición al sol o de alimentos enriquecidos, como cereales y lácteos. Es, además, más biodisponible y segura que la otra variante más conocida, cuyo nombre es D2.

Ahora que ya hemos hecho referencia a cómo subir la vitamina D del cuerpo, pasamos a describir una serie de suplementos vitamínicos que se pueden tomar a diario o con una periodicidad mayor (según lo prescrito por el especialista) con cientos o miles de referencias y notas medias muy elevadas en Amazon.

Vitamina D: suplemento solo para seis meses
En plataformas online existen numerosos complementos alimenticios que abarcan ocho, diez o doce meses de tratamiento. Para aquellos que quieran comenzar a tomar un extra de aporte de vitamina D pero no desean invertir en un producto de larga duración, pueden elegir un suplemento como el de la imagen, que contiene solo 200 comprimidos.

Vitamina D: contraindicaciones y efectos adversos

Como hemos comentado en este artículo, la ingesta de vitamina D requiere un punto de vista médico adecuado para ajustar la dosis recomendada y determinar si es necesaria una toma complementaria en forma de suplemento.

Teniendo esto claro, existen una serie de efectos adversos que se pueden experimentar como pérdida de apetito y de peso, náuseas, riesgo de vómitos, problemas de estreñimiento o, incluso, daños renales. Esto último, sobre todo, si se toma en exceso; algo que también implicaría un aumento de la toxicidad en sangre.

(Visited 21 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.