Capacitan a personal del IHSS sobre factores de riesgos entre la diabetes y la hipertensión

0 185

Vístete de Rojo por la Mujer, fue el tema impartido por el médico cardiólogo, Gustavo Moncada, en el auditorio del Hospital de Especialidades del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en la capital.

Se habló de los factores de riesgos entre la diabetes y la hipertensión, dos enfermedades que están íntimamente ligadas, justamente por los factores asociados a malos hábitos.

¿Por qué las mujeres son más propensas a sufrir un infarto?

Cuando se habla de infarto al corazón, el imaginario popular enseguida identifica un dolor intenso en el pecho que se extiende hacia el brazo izquierdo; efectivamente, esos son algunos de los síntoma, en los hombres.

Las mujeres presentan sintomatología diferente, por lo que no se suele identificar a tiempo y esto provoca una mortalidad más elevada según estadísticas.

Síntomas del infarto femenino

Un 95 por ciento de las muertes femeninas por infarto se podría haber evitado si se hubiera tratado a tiempo, los síntomas habituales en la mujer son:

  1. Presión en el pecho y falta de aire en reposo. El problema de esta sensación indefinida de pinchazo o dolor en el pecho es que pueda confundirse con un ataque de ansiedad o un sofoco en mujeres que alguna vez lo ha sufrido. No siempre viene acompañado de la falta de aire. Y el dolor puede durar varios minutos, aparecer y desaparecer.
  2. Dolor en el brazo, en la espalda, cuello, nuca, mandíbula o estómago. La disparidad de puntos donde se extiende el dolor hace que no se asocie en ningún momento al corazón, pero son alertas que envía el cuerpo para defenderse del colapso cardiovascular.
  3. Sudor frío, náuseas o mareo. El síntoma de infarto más habitual en las mujeres es el malestar general y dolor en el pecho, como en los hombres. Pero para bien o para mal, en las mujeres es más habitual que se experimenten otros síntomas como náuseas y vómitos que se pueden confundir con un corte de digestión.

Asimismo, el galeno Moncada, refirió que debemos tener un control del peso para iniciar a cuidar nuestro sistema circulatorio y por ende el corazón.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.