Canciller participa en Ginebra, en panel de Alto Nivel sobre “niñas-esposas”

0 94

Ginebra, Suiza.

La Secretaría de Estado en el Despacho de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, Embajadora Mireya Agüero de Corrales, participó en un panel de Alto Nivel sobre “niñas-esposas” o matrimonio forzado, como parte de su agenda de trabajo en Ginebra, en el marco del Consejo de Derechos Humanos, la cual representan una prioridad para el Gobierno del Presidente Juan Orlando Hernández y la Primera Dama.

Junto a Babatunde Osotimehin – Director Ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA); Ernestrida Mirriam Michelo – quien compartió su testimonio como niña que fue dada en matrimonio en Zambia. Federica Mogherini – Ministra de Relaciones Exteriores de Italia; Hooria Mashoor – Ministra de Derechos Humanos de Yemen; Lynne Yelich – Secretaria de Estado de Canadá; Ellen Loj- Presidente de Plan Internacional, la Embajadora Agüero de Corrales compartió la experiencia de Honduras en el concurrido evento, que fue moderado por su Alteza Real Mabel van Oranje de Holanda, presidenta de la junta directiva de ‘Niñas no Esposas’.

La Canciller expresó que “en Honduras las cifras de matrimonios de menores o uniones libres habían reducido significativamente en los últimos años gracias a las acciones concertadas del Estado, que hoy en día ha puesto de interés la Primera Dama Ana García de Hernández”.

Asimismo, expresó que este tema es una de las preocupaciones más grande para el país y del Presidente de la República Juan Orlando Hernández junto a la Primera Dama en el contexto de matrimonios o uniones infantiles es el embarazo precoz. Sobre este tema, la Primera Dama expresó en un evento en Tegucigalpa que, “el embarazo en las niñas, es una violación a los derechos de las mujeres”.

La Canciller compartió que el Estado de Honduras ha implementado en el sistema de salud pública “Normas Nacionales para la Atención Materna y Neonatal” desde el año 2010, para ayudar a reducir la mortalidad materna y la morbilidad neonatal en el país, a través de la normalización de las prácticas clínicas y los procedimientos básicos necesarios para la salud proveedores de atención médica para ofrecer una atención oportuna, segura y eficaz para las mujeres de todas las edades y bebés que demandan atención en los hospitales, clínicas y centros de salud materno-infantil.

Finalmente, la Canciller Agüero de Corrales expresó el compromiso de la Primera Dama de Honduras, Ana García de Hernández, para ayudar a las adolescentes embarazadas, como tema prioritario.

El Gobierno de Honduras junto a sus similares de Canadá, Finlandia, Italia, Holanda Sierra León, Uruguay y Yemen se unieron a UNFPA, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Plan Internacional y la World Young Women’s Christian Association (YWCA), para hacer un llamado y poner fin al matrimonio infantil en las Naciones Unidas de Ginebra.

En el evento se desarrolló una exposición fotográfica la que fue inaugurada como preámbulo al panel del que participó la Secretaria de Estado de Honduras en el Despacho de Relaciones Exteriores, titulada ‘Demasiado joven para casarme”.

La exposición preparada por la prestigiosa fotógrafa Stephanie Sinclair, mostró la difícil situación en que viven las “niñas esposas” de todo el mundo; que coincidió con la apertura del 25 º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos y el Día Internacional de la Mujer, que se conmemora el próximo 8 de marzo.

En el mundo, uno de cada tres niñas se casan antes de cumplir los 18 años de edad, la Organización de Naciones Unidas estima que para el año 2020, 140 millones de niñas habrán contraído matrimonio.

El matrimonio precoz limita el acceso a la educación, aumenta las posibilidades de experimentar violencia, abuso, problemas de salud y muerte; además de posibles complicaciones por su corta edad en el proceso de embarazo y el parto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.