Aumento de sífilis en Estados Unidos

0 16

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Frente al resurgimiento de la infección, las nuevas recomendaciones de pruebas puntuales en todas las etapas de la gestación buscan prevenir la transmisión de madre a hijo.

La mayor coalición de obstetras del país emitió el jueves una advertencia urgente en la que pide a los médicos que amplíen las pruebas de detección de la sífilis durante el embarazo, ante el aumento de casos registrado en los últimos años.

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos actualizó sus recomendaciones, aconsejando un análisis de sangre rutinario en la primera visita prenatal y análisis en el tercer trimestre del embarazo y en el parto. Esto contrasta con las recomendaciones anteriores, que pedían pruebas en el tercer trimestre exclusivamente para las personas que viven en comunidades con altas tasas de esta enfermedad y para las que corren riesgo de exposición a la sífilis durante el embarazo.

“Siempre estamos intentando crear familias más sanas, y algunas de las enfermedades que podemos diagnosticar y tratar fácilmente son cosas a las que deberíamos dar prioridad, especialmente cuando pueden ser devastadoras para un bebé”, dijo Laura E. Riley, presidenta del grupo de trabajo de inmunización de la coalición de obstetras. Riley ayudó a redactar la guía.

“A veces, es difícil saber que se ha estado expuesto a la sífilis, y no se puede levantar la mano y decir: ‘Tengo esto, por favor, denme tratamiento’, porque puede que ni siquiera se sepa que se tiene”, declaró Riley, catedrática de obstetricia y ginecología en Weill Cornell Medicine en Nueva York.

Las tasas de sífilis se han disparado, y los casos han alcanzado su nivel más alto desde la década de 1950. Los casos notificados de sífilis aumentaron un 80% de 2018 a 2022 en Estados Unidos, disparándose de unos 115.000 casos a más de 207.000, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

En 2022, más de 3.700 bebés nacieron con sífilis, con 231 mortinatos y 51 muertes infantiles atribuidas a la transmisión de esta enfermedad de personas embarazadas a sus bebés.

Los expertos afirmaron que estas cifras crecientes reflejan un menor uso del preservativo y un repunte en el consumo de sustancias, informó The Washington Post.

La sífilis es una infección de transmisión sexual causada por la bacteria Treponema pallidum. Cuando una persona embarazada la contrae, la infección puede tener graves consecuencias para ella y para el feto. Si no se trata puede progresar a fases avanzadas y dañar órganos y nervios.

También puede transmitirse al feto durante el embarazo o el parto, dando lugar a sífilis congénita, que puede provocar graves problemas de salud al bebé, como parto prematuro, bajo peso al nacer, muerte fetal, retrasos en el desarrollo y otras complicaciones.

Nicole Smith, directora médica de medicina materno-fetal del Brigham and Women’s Hospital de Boston, afirmó que, al exigir pruebas rutinarias de sífilis, las directrices deberían resultar una herramienta útil para los médicos, especialmente cuando persiste el estigma que rodea a las infecciones de transmisión sexual.

“Algunos grupos de población tienen menos probabilidades de someterse a pruebas de detección o a tratamiento… debido a los lugares en los que reciben atención o porque existe la preocupación entre esa población de que se les estigmatice por someterse a pruebas”, dijo Smith.

“Así que si decimos: ‘No, esto no es nada sobre ti en particular, esto es algo que estamos haciendo para cada persona embarazada en este país… estamos tratando a todos de la misma manera’, y, por lo tanto, algunas de las barreras para un tratamiento adecuado deberían disminuir o idealmente eliminarse”, dijo.

Una única inyección de una dosis de penicilina de acción prolongada puede curar la sífilis en su fase inicial.

Si una persona tiene sífilis latente tardía o no sabe desde cuándo tiene la infección, los CDC sugieren tres dosis de penicilina G benzatina de acción prolongada, administradas semanalmente. Aunque el tratamiento puede eliminar la infección y evitar más daños, no puede deshacer el daño que ya se ha producido.

Los pacientes de sífilis tienen dificultades para acceder a las pruebas y a la medicación. Según los expertos, la escasez de fármacos, un problema que afecta a muchos medicamentos desde hace tiempo, ha contribuido al aumento de los casos de sífilis.

En abril de 2023, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) anunció una escasez de penicilina en Estados Unidos atribuida al aumento de la demanda.

Para combatir la continua escasez, la FDA concedió la aprobación temporal de un medicamento francés, Extencilline, que se utiliza para el tratamiento de la sífilis, pero no está aprobado por la FDA.

Aunque la Ley de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos prohíbe la importación de fármacos no aprobados en Estados Unidos, el Secretario de Salud y Servicios Humanos puede autorizar la importación y distribución temporal de tales fármacos para hacer frente a la escasez hasta que la producción nacional vuelva a niveles normales.

Riley afirmó que la guía actualizada del grupo de obstetras es esencial porque permite a los médicos conocer el tratamiento alternativo para la sífilis en medio de la escasez.

En junio de 2023, el fabricante de penicilina, Pfizer, dijo que daría prioridad a la disponibilidad del medicamento, y se espera que la escasez se alivie en los próximos meses de este año.

(Visited 14 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.