Voluntarios japoneses llegan a Lempira y El Paraíso para apoyar en Salud y Educación

0 90

Tegucigalpa, Honduras.

Con el propósito de contribuir al desarrollo del país e intercambiar conocimiento entre profesionales japoneses y hondureños, llegaron a Honduras dos nuevos voluntarios japoneses para unirse al equipo de trabajo del Programa de Voluntarios Jóvenes (JOCV) de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

“Ambas instituciones en el pasado han sido receptoras de este tipo de cooperación técnica por parte del gobierno del Japón; el éxito del programa de voluntarios, está en la estrecha comunicación e intercambio de opiniones entre el voluntario, contrapartes y directores de cada uno de las instituciones en donde son asignados”, expresó el Director de JICA, Masayuki Takahashi, durante la ceremonia oficial de entrega de voluntarios a las contrapartes hondureñas.

Los voluntarios japoneses Miki Uematsu y Yuta Igarashi, permanecerán durante dos años en Honduras. En este grupo de trabajo se encuentran profesionales de la salud y de educación técnica vocacional, quienes trabajaran en la Región Sanitaria Departamental de Lempira para el área de control de enfermedades infecciosas y en el Instituto Técnico Alejandro Flores en el área de Mecánica Automotriz en El Paraíso.

Por su parte, el Director de la Región Sanitaria Departamental de Lempira, Henry García, indicó que su equipo de trabajo ya cuenta con un plan de operaciones para aprovechar el conocimiento de la voluntaria Uematsu en la institución.

“En nombre de la Región Sanitaria de Lempira quiero darle las gracias al gobierno y pueblo de Japón por el apoyo que nos brinda JICA a través de la asignación de voluntarios en nuestra comunidad”, agradeció.

Por otro lado, el Director del Instituto Técnico Alejandro Flores, Carlos Elvir, señaló que “nosotros tenemos una maquinaria que no podemos usar y pretendemos que el voluntario nos aporte su conocimiento para aprender a utilizar este equipo que beneficiará a los estudiantes y los docentes de nuestro instituto”, finalizó.

Los voluntarios enviados por Japón, viven, trabajan y se relacionan con las personas que están comprometidas con el desarrollo de su país. El Programa de voluntarios de JICA tiene una aceptación muy favorable por las instituciones del gobierno hondureño, debido a que es una acción que beneficia a las diferentes comunidades.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.