Voluntario japonés llega por primera vez apoyar Maraita

0 130

Tegucigalpa.

Un grupo de tres voluntarios japoneses se unieron al equipo de trabajo del Programa de Voluntarios Jóvenes (JOCV) de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) en Honduras, para trabajar en los municipios de Marcala en el departamento de Comayagua, Talanga en Francisco Morazán y por primera vez se asigna en el municipio de Maraita.

Los voluntarios japoneses Yuriko Ando, Keisuke Fujimoto y Kei Osawa, permanecerán durante dos años en el país. En este grupo de trabajo se encuentran profesionales de desarrollo comunitario, quienes trabajaran en la Mancomunidad de municipios del norte y occidente de Francisco Morazán, (MANOFM), en la Fundación para el Desarrollo Empresarial Rural (FUNDER) y en la Alcaldía de Maraita en Francisco Morazán.

Durante la ceremonia oficial de la asignación de los voluntarios el Subdirector de JICA, Hiroshi Nishiki, expresó que “Los voluntarios son miembros de la familia de JICA y es por eso, que en esta ceremonia siento como si entregara a mis hijos a familias hondureñas”.

Además, agregó que “Espero que con la llegada de los voluntarios a sus comunidades, contribuyan al desarrollo social y económico del país”.

Por su parte, el Director Ejecutivo de FUNDER, Miguel Ángel Bonilla, agradeció el apoyo que han recibido de JICA a través de los voluntarios japoneses que han trabajado en sus comunidades.

“Estamos conscientes de la responsabilidad que tenemos con los voluntarios y los vamos a apoyar en todo lo que esté en nuestras manos”, manifestó Bonilla.

Por otro lado, el Director Ejecutivo de MANOFM, Alex Salgado, sostuvo que “El trabajo que hacen los voluntarios es muy importante, porque en el caso nuestro ya días estamos trabajando con voluntarios, quienes nos apoyan con actividades que realizamos a través del proyecto FOCAL II que se ejecuta actualmente en el país”.

Asimismo, la Encargada de Recursos Humanos de FUNDER, Alejandrina Molina, destacó que “Agradecemos la confianza que nos están dando al permitirnos tener a los voluntarios japoneses en nuestras comunidades”.

Cabe destacar, que durante la asignación del voluntario de Maraita, el Alcalde Municipal, Juan Carlos Quiñonez, detalló que “El personal de la alcaldía está muy contento con la asignación del voluntario japonés, quien llega por primera vez a nuestra comunidad; por lo que, tenemos muchas expectativas para trabajar con él”.

Además, añadió que “Personas de nuestra confianza están esperando al voluntario para aprovechar al máximo los conocimientos que él les pueda transmitir y para trabajar en diferentes temas como manejo de las cajas rurales, microempresas, comercialización, etc.”.

Los voluntarios enviados por Japón, viven, trabajan y se relacionan con las personas que están comprometidas con el desarrollo de su país. El Programa de voluntarios de JICA tiene una aceptación muy favorable por las instituciones del gobierno hondureño, debido a que es una acción que beneficia a las diferentes comunidades.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.