Voces Vitales de Honduras reconoce a mujeres hondureñas ejemplares

0 92

Tegucigalpa, Honduras

La organización voces vitales Honduras reconoció en una noche de gala, a 5 mujeres hondureñas ejemplares, que desde espacios anónimos lideran acciones de influencia y proyectos de transformación en la sociedad hondureña.

La entrega de los reconocimientos estuvo a cargo de personalidades de la vida pública y privada de nuestro país, entre ellos la designada presidencial Roxana Guevara; la presidenta del COHEP, Alin Flores; Marta Lorena Casco, de la Fundacion Pro vida; Regina Wong, presidenta de Voces vitales Honduras y el embajador de Estados Unidos, James Nealon.

Las hondureñas fueron electas en cinco categorías. Liderazgo en participación Política, en Desarrollo Económico, en Derechos Humanos, Mentora y Aprendiz de oro y el premio Alzando voces para reconocer los nuevos talentos.

Gloria López, una reconocida lideresa en la comunidad Lenca de Guajiquiro, departamento de la Paz, se hizo a creedora al premio por su participación en las más altas esferas públicas de forma digna y sin renunciar a sus raíces de mujer indígena.

Doña Juana López, fue reconocida por ser una mujer luchadora que a pesar de su viudez a temprana edad, con esfuerzo y dedicación se ha convertido en una empresaria del café que tiene su propia marca denominada “La patrona” reconocida a nivel nacional e internacional.

Se destacó que estas mujeres hondureñas, tienen en común que “supieron saltar todos los obstáculos”, que “vale la pena invertir en las mujeres emprendedoras”, que “existe capacidad para generar cambios importantes en el país”

En la categoría de Derechos Humanos, Elvia Forgas recibió un merecido reconocimiento, pues luego del voluntariado que la motivo a acercarse a niños y niñas en riesgo social, hoy realiza una labor de dirección en el Hogar Jericó, en donde la misión es servir a quienes más lo necesitan, a las víctimas de prostitución, de abuso y tráfico humano.

Al escuchar sus historias de vida, de su tenacidad, de los esfuerzos económicos, físicos y sociales, así como de su fe en Dios para salir adelante, queda evidenciado, que la “madera” de las mujeres hondureñas es las más duras.

En la Jornada de premios de gala: Mujeres Transformando Honduras también se reconoció a Maira Rodríguez, una mujer que “lo perdió todo, pero no su sueño de convertirse en una empresaria” y luego de una mentoría de Voces Vitales hoy tiene su negocio de frutas en plena etapa de crecimiento y posicionamiento en el mercado capitalino.

Y qué decir de la joven Ana Lucia Mass, quien con su carácter extrovertido ha dado rienda suelta a su creatividad con la apertura de espacios para expresarse a través del arte y la cultura, también reconocidos en el mundo como “PechaKucha”.

«Cuando las mujeres se empoderan hacen que las cosas sucedan, pero cuando se dedican a servir, también son servidas» inspirador pensamiento para miles de mujeres hondureñas que de forma silenciosa realizan labores honrosas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.