Villa de San Antonio un paraíso colonial para visitar en Honduras

0 354

El municipio de la Villa de San Antonio en el departamento de Comayagua, ahora una ciudad con un casco antiguo que los lleva al pasado colonial, además es un sitio muy pintoresco y llamativo, adecuado para toda la población hondureña y extranjera.

Según historiadores se dice que la capital hondureña, fue planeada para ser edificada allí, pero no encontraron suficientes materiales de construcción, principalmente piedra de cantera.

Este municipio tiene una gran variedad de destinos turísticos para poder recorrer en familia y amigos, también se caracteriza por ser uno de las regiones que mayor tiene en la producción de arroz, maíz y otros alimentos que llegan hasta la mesa de su hogar y son cultivados por manos de campesinos san antonienses.

Uno de sus lugares atractivos al turismo es la cascada del Salto del Ángel, un bello recurso natural ubicado entre las comunidades de los Valles y el Salto. A 30 metros de pasar el peaje hacia Zambrano, rodeada de aguas cristalinas y bosque latifoliado, tiene una caída de 70 metros que hacen de ese lugar un recurso turístico y natural para los vecinos de la zona.

También se puede encontrar el Tenanpúa ubicado al este del pueblo de Flores, parte alta de la comuna. Se trata de una reserva arqueológica que muestra la presencia de Lenca en el municipio de Villa de San Antonio.

Asimismo, el Centro Turístico “Villa Paraíso” ubicado en el barrio San Antonio ubicado a cuatro kilómetros de Los Mangos y el Conejo. Centro de ocio, que dispone de piscina para adultos y dos para niños, sala polivalente, tobogán y toboganes para adultos y niños. Comidas típicas, espacios verdes, estacionamiento privado y acceso al Río Grande o San José.

Para los visitantes de esa región, pueden disfrutar del toque colonial del centro histórico y colonial, heredado por los fundadores españoles. Hay templos católicos, que en el año 1700 fueron la monumental iglesia parroquial dedicada a San Antonio de Padua y la iglesia de la Merced, dando muestras de reconocimiento del toque colonial en esa zona.

Ahora el municipio también tiene un toque moderno con su nueva plaza” la gran villa” es una figura arquitectónica muy bella y es la iglesia de la parroquia de San Antonio, este hermoso parque atrae a muchos turistas por lo que viene en beneficio de los habitantes de este y su imponente plaza central la cual tiene unos pocos años de ser construida.

El “centro urbano” consta de dos jardines de infancia, dos escuelas primarias y un instituto de enseñanza secundaria y polivalente, donde los estudiantes pueden formarse para obtener un título universitario en ciencias y letras y técnico informático (artes liberales) o “educación empresarial”.

Este municipio ofrece en su gastronomía las típicas sopas de gallina india donde se puede disfrutar un buen plato entre familia y saborear la comida hondureña. Además, se puede disfrutar de las exquisitas rosquillas, tustacas y vinos de frutas que se elaboran en el municipio.

La Villa celebra su feria en honor al patrón San Antonio de Padua, entre las actividades a destacar está la presentación y elección de la Señorita Villafer, en este certamen de belleza participan nueve hermosas jóvenes.

El municipio está formado por un “centro urbano” y un gran número de “pueblos”, con una población estimada de 22.516 habitantes, de los cuales 10.816 son hombres y 11.699 mujeres. El pueblo está situado a 20 minutos en coche de las cabeceras municipales de los departamentos de Comayagua y La Paz, y a 60 minutos de la ciudad capital Tegucigalpa.

Fue fundada en 1537 por Antonio Navias Bolaños, el mismo año que la cercana ciudad de Santa María de la Nueva Valladolid de Comayagua.

Fue encontrado en la margen derecha del río Humuya cerca de Comayagua. Sabemos que el municipio de Villa de San Antonio es más antiguo en fundación, desde hace 13 años, que Comayagua. Su nombre de pila era “San Antonio del Valle” y más tarde se llamó “Villa de San Antonio”. Se dice que los primeros pobladores de la fundación fueron una mezcla de españoles, indios y negros.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.