Victoria de Bukele en El Salvador lección para la izquierda de Honduras

Tegucigalpa, Honduras

0 146

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

El analista Omar García, aseguró que el triunfo de Nayib Bukele en las elecciones de El Salvador, es una lección para la izquierda “perfumada”- y “no sudada”- de Honduras y Latinoamérica.

El problema de la izquierda hondureña es su comportamiento, porque en vez de ser una izquierda “sudada”, se ha convertido en una izquierda “perfumada”, cuestionó el experto.

“Yo no creo en lo particular, en un líder revolucionario de izquierda, que ande con botas de ocho mil dólares (L.196,000) cuando hay hambruna en la zona rural”, criticó.

“Están locos, yo no creo en ustedes, pues siguen teniendo el comportamiento de los de la derecha conservadora”, expresó García en un foro televisivo.

“El pueblo puede estar hambriento, pero no es tonto, sabe que lo quieren utilizar para llegar al poder”, agregó.

Además, criticó que “esa gente que se dice progresista hoy vive en mansiones, maneja autos del año y tiene propiedades”.

Dijo que los dirigentes del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN)- aún en el poder en El Salvador- se comportaron como los líderes de los otros partidos que no querían dar cuenta del uso de los dineros públicos. Esa fue su caída.

Mieles

“Gustaban ir a hoteles caros y saborear las mieles del poder, pero se olvidaron del mismo pueblo”, agregó el experto.

La dirigencia del FMLN no soportaba ninguna observación de parte de la base y ésta se empezó a retirar de sus cuadros, afirmó.

También los diputados del Frente no renunciaron a los privilegios que tenían los parlamentarios de los otros partidos que supuestamente eran diferentes, agregó.

“Aquí, los diputados de izquierda aceptaron los aumentos que les concedió el Congreso Nacional (CN), de manera que desean llegar al poder, no para beneficiar al pueblo, sino para favorecerse ellos mismos y sus familias”, según el analista.

Además, la democracia es para multiplicar la clase media y el Farabundo se olvidó de ella, indicó.

“Hay un hartazgo popular a seguir conviviendo con los corruptos y mentirosos que hablan una cosa, pero viven traicionando sus principios”, concluyó

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.