Usain Bolt continúa invicto desde el 2008 en atletismo

0 90

Usain Bolt sigue invicto en los Juegos Olímpicos desde 2008, y ya solo le queda una fecha que tachar, el relevo 4×100, para ser inmortal, como dice él mismo. El mejor velocista de la historia ganó también los 200 metros. Hubiese sido una sorpresa mayúscula no verle haciendo el signo del rayo tras cruzar la meta.

Su segundo título en Río, el octavo en su palmarés y el triplete de oros en los 200 metros desde Pekín 2008 llegó sin alardes, pero con absoluta justicia y superioridad. Bolt ganó con una marca de 19”78, la misma que firmó 24 horas antes en la semifinal, y la peor con la que el jamaicano ganó jamás una final.

Sucedió lo mismo en el 100, donde Bolt también fue el Bolt más lento, pero a la vez sus victorias huelen a superioridad y resignación de sus rivales. Para ganar su segundo oro, Bolt encontró una pista mojada que cayó algunos minutos antes y a muchos rivales que no conciben esperanzas de derrotarle.

Al canadiense De Grasse, plata a un cuarto de segundo de Bolt (20”02), por ejemplo, solo le falta pedirle un autógrafo al Dios del sprint, anque en la semifinal previa jugase a intentar ganarle entre risas. A la hora de la verdad, Bolt empleó a fondo y ganó psicológicamente la carrera.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.