Urge crear plan internacional prospera, democrática y segura: CONADEH

0 58

Tegucigalpa, Honduras.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, urgió a los gobiernos centroamericanos a proponer un “plan internacional” que responda a los intereses de la región, para que sus habitantes vivan con dignidad, tengan empleos decentes y no se vean en la obligación de emigrar hacia otros países.

El ombudsman hondureño es del criterio que Centroamérica debe proponer, pronto, un plan internacional para que las negociaciones se realicen con base en la realidad y las expectativas centroamericanas.

Además, se debe tener presente que el proceso de integración regional fue diseñado, desde 1991, con el propósito de convertirnos en una sola Región de Paz, Libertad, Democracia y Desarrollo, tal como lo prevé el Protocolo de Tegucigalpa que institucionalizó el Sistema de la Integración Centroamericana.

En esos términos se refirió el defensor del pueblo hondureño luego de lo declarado por el vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden, que redujo las esperanzas de implementar un Plan Colombia contra el narcotráfico en Centro América.

El narcotráfico ha sido el detonante de la violencia en países como Honduras, El Salvador y Guatemala que ha empujado a miles de sus habitantes, incluyendo niños, a emigrar a Estados Unidos.

Herrera Cáceres reconoció los avances del diálogo, Centroamérica – Estados Unidos, sobre migración y estimó que se debe contribuir a la continuidad del mismo, teniendo siempre presente el respeto y la promoción de los derechos humanos de los habitantes y los migrantes.

Consultado sobre las medidas tendientes a suspender el flujo de niños migrantes no acompañados, el defensor del pueblo considera que es ineludible referirse a los presuntos proyectos orientados a la devolución a Centroamérica de los niños sin la atención especial que requieren ni audiencias previas de deportación en los Estados Unidos de América.

Según el defensor de los derechos humanos, tal actitud constituiría una flagrante contravención a normas imperativas jurídicas internacionales y nacionales vigentes.

Recordó que conforme al Estado de Derecho (Rule of Law) que impera en los Estados Unidos de América, los países de tránsito y los de origen , los niños migrantes de Honduras, El Salvador y Guatemala que se encuentran en albergues norteamericanos y están amenazados de deportación, son sujetos potenciales de protección internacional.

El defensor del pueblo recomendó al gobierno hondureño que asegure acciones coordinadas, entre la embajada y cónsules en los Estados Unidos de América, para hacer posible la asistencia psicológica y legal a los niños migrantes no acompañados que se encuentran en albergues norteamericanos o que han salido de ellos con la amenaza de ser deportados.

El propósito, dijo Herrera Cáceres, es garantizar, en los casos que corresponda, la protección internacional de nuestra niñez y su derecho al asilo o refugio en los Estados Unidos de América.

El funcionario exhortó a la sociedad civil y, en especial, a las organizaciones no gubernamentales, iglesias y universidades de Honduras a contribuir activamente con sus alianzas con instituciones norteamericanas para lograr la asistencia requerida, incluyendo abogadas y abogados pro – bono que aseguren el consejo, defensa y acompañamiento debido a los niños hondureños.

Según Herrera Cáceres todos los sectores de la sociedad y del Estado de Hondureño deben favorecer y participar ordenadamente en la campaña de disuasión de la migración forzada de hondureños contribuyendo con las comunidades y gobiernos municipales, a crear condiciones favorables para mejorar la seguridad democrática y activar el desarrollo humano en todos los municipios.

Afirmó que el CONADEH como impulsor del Estado democrático de Derecho y del derecho al desarrollo de los pueblos, contribuirá en esa dirección con el Gobierno Central, los gobiernos locales y las comunidades, para asegurar condiciones de vida digna y productiva.

Todo ello, para activar el desarrollo humano y el crecimiento económico, avanzando así en la cimentación de municipios de bienestar solidario, en todo el ámbito nacional, puntualizó.

Agregó que el CONADEH cuenta, para esa contribución y acompañamiento, con el Plan de Acción “Vanguardia de la Dignidad Humana” y delegaciones en los 18 departamentos de la República.

Reiteró que el plan para una “Centroamérica próspera, democrática y segura”, debe partir de las necesidades del desarrollo y seguridad democrática municipal para lograr el objetivo de impulsar una Centroamérica en la cual sus habitantes vivan con dignidad y tengan empleos decentes, y no se vean forzados a emigrar a otros países.

Destacó como factor importante “prever la auditoría social y la rendición de cuentas” en cuanto a la ejecución correcta por parte de la institucionalidad de las funciones que se le encomienden y la gestión honesta y eficaz de los recursos que les asigne éste plan.

Además se debe garantizar que todo ello se realice en razón exclusiva del propósito de la efectividad del cumplimiento y respeto de los derechos humanos de todas y todos los habitantes centroamericanos.

El ombudsman hondureño propone que el plan prevea un sistema especial e independiente para su seguimiento, control y evaluación por resultados, así como la supervisión o vigilancia por parte del Consejo Centroamericano de Procuradores de Derechos Humanos (CCPDH).

El titular del CONADEH también recomienda que se incluya la regularización migratoria permanente tanto de los migrantes centroamericanos que ya se han sometido al marco regulador del TPS, como los irregulares o no documentados que ya viven y trabajan en los Estados Unidos desde hace varios años.

Herrera Cáceres instó al Gobierno central, los gobiernos locales de Honduras que con el apoyo de la sociedad civil y el sector empresarial, preparen conjuntamente el anteproyecto del antes mencionado plan de impulso al mejoramiento de las condiciones socio-económicas en la región centroamericana.

Recomendó que el anteproyecto sea analizado, perfeccionado y consensuado con los otros países centroamericanos para estructurar concertadamente el proyecto a negociar con los Estados Unidos de América y otros actores relevantes.

El propósito fundamental es eliminar progresivamente y en forma verificable las condiciones estructurales que mantienen a la mayoría de la población en la pobreza y la exclusión social y crear condiciones que permitan su incorporación al desarrollo humano y crecimiento económico de sus países y de la región en su conjunto, declaró el ombudsman hondureño.

Datos recabados por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos indican que entre el 2009 y mayo del 2014— alrededor de 77,243 menores inmigrantes no acompañados han ingresado a Estados Unidos, de los cuales 27,579 proceden de Guatemala, seguido por Honduras con 25,985 y El Salvador con 23,679.

Entre enero y mayo del 2014 ingresaron a Estados Unidos 34,611 niños no acompañados de los cuales 11,479 son de origen guatemalteco, 13,282 de Honduras y 9,850 de El Salvador para totalizar 34,611.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.