UPNFM conmemora 39 años del martirio de San Romero

0 192

Una vez más la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) y la embajada de El Salvador acreditada en el país, rindieron homenaje a la figura de San Óscar Arnulfo Romero, en el marco del 39 aniversario de su martirio.

La actividad forma parte de la Jornada “San Romero, Justicia, Respeto a los Derechos Humanos y Derecho a la Verdad”, que promueve la delegación diplomática salvadoreña en el país con el apoyo de la UPNFM.

El evento se llevó a cabo en la Plaza de los Derechos Humanos, ubicada en el campus central de la UPNFM en donde se encuentra un busto en honor a la memoria del líder religioso más importante de la región y que fue canonizado el año pasado como un tributo a su constante lucha a favor de los desposeídos.

Bajo ese contexto, el Vicerrector de la Educación a Distancia José Darío Cruz, expresó “San Romero es el defensor inclaudicable de la dignidad humana, aspecto que dejó establecido hasta el ultimo día de su permanencia en esta tierra aquel 23 de marzo de 1980 y encarna una actitud de denuncia permanente en contra de las violaciones a los derechos humanos”.

Por su parte, la Embajadora de El Salvador Marina Peña destacó la importancia que representa para su país y la región recordar al Santo, ilustre por la defensa y promoción de los derechos humanos y a su vez agradeció a las autoridades universitarias por promover el pensamiento humanista de Monseñor dedicándole un espacio para ser conmemorado.

Además de colocar una ofrenda floral en el busto del religioso, un grupo de estudiantes y egresados de la carrera de Arte y Letras y Lenguas, realizaron una lectura coral de las homilías de San Romero entre 1977 a 1980 denominado “La Voz de San Romero de América”.

Monseñor Óscar Romero nació en 1917 en la Ciudad Barrios, El Salvador, a lo largo de su vida fue sacerdote católico y el cuarto arzobispo metropolitano de San Salvador. Fue asesinado el 24 de marzo de 198, cuando oficiaba una misa en la capilla del hospital de La Divina Providencia, de San Salvador.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.