UNAH-Danza conmemora 35 años de trayectoria artística

0 54

El ritmo, la fuerza del movimiento y la pasión se conjugaron en cada una de las coreografías con las que la compañía de danza contemporánea de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) conmemoró 35 años de trayectoria artística.

El Teatro Nacional Manuel Bonilla fue el escenario del evento que se realizó de manera reciente y que deleitó a los presentes a este evento.

La danza contemporánea es un género que no se limita a una sola técnica ni forma de baile, sino que funde varios elementos para expresarla como una obra de arte.

Esta condición es lo que ha facilitado su enseñanza a varias generaciones de universitarios de todas las carreras y que ahora constituyen el legado de la Máster en Danza, Norma Zambrana.

Historia en movimiento

Los asistentes disfrutaron de una magnifica antología de bailes, una muestra de los diferentes momentos creativos que han experimento a lo largo de los años, que representan la evolución artística de UNAH-Danza.

La primera coreografía “Nosotros y Él” es una vertiginosa pieza en la que se retrata la devoción religiosa a Dios, sin dejar de lado la estética del baile.

“Yo soy” es un remontaje de una pieza de 1987, es un solo de mucha fuerza y una sentida interpretación.

La pieza “Hijo de la luna” es una celebración de la forma femenina, sin restar la belleza a los movimientos y que desde 2002 forma parte del repertorio de UNAH-Danza.

De las más recientes creaciones se presentó “Encuentro”, “Inconsciente imaginario” y “Tanta moda me incomoda”, las dos últimas piezas de la coreógrafa Clarisa Flores.

Asimismo el Grupo Teatral Universitario “Antifaz” exhibió “Emociones”, una visceral coreografía con un profundo elemento teatral.

El Cuadro de Danzas Folclóricas del Departamento de Arte de la UNAH, llenó de alegría el teatro al bailar “Las Peinetas” y la “Polca del Plato”.

Para finalizar se presentó “Renacer”, pieza de 1983, que es una vivencia muy personal de la coreógrafa Norma Zambrana y que en esta ocasión agrupó a bailarines de diferentes generaciones.

El evento también contó con la participación de la bailarina salvadoreña, Tania Madrigal, quien impresionó por su calidad y fuerza al presentar su pieza original “Canto a la Vida”.

Por esta pieza, Madrigal ha sido nominada a mejor artista destaca en la categoría de Danza en su país.

Madrigal es una consumada bailarina con una vasta experiencia en el ballet clásico, la danza creativa y contemporánea, así como el jazz contemporáneo, entre otros.

Parte de esta experiencia pudo compartirla con los bailarines de UNAH-Danza en una serie de talleres que se realizaron días antes de la presentación en el Teatro Manuel Bonilla.

Las piezas fueron interpretadas por los ex bailarines de UNAH-Danza Fernel Castro, Elida Raudales, Iris Cardoza, Marian Macías, Elizabeth Galo, Gerardo González y Geovany Bernardone Matute, ahora director del grupo “Antifaz”.

El grupo también estuvo integrado por los actuales integrantes de UNAH-Danza, Kenia Ríos, Janeth Hernández, Iván Eduardo Hernández, Giselle Martínez y Héctor Vallecillo.

La dirección estuvo a cargo de las coreógrafas, Norma Zambrana y Clarisa Flores, quienes también bailaron varias de las piezas presentadas.

Homenaje a una vida de enseñanza

Para finalizar el evento, autoridades universitarias, bailarines y el público rindió homenaje a la Máster en Danza, Norma Zambrana, por una vida dedicada al arte.

Tegucigalpa, Honduras.

La directora del Departamento de Arte de la UNAH, Luisa Cruz, reconoció los esfuerzos de Zambrana a favor del arte y su dedicación a la enseñanza de la danza a la comunidad universitaria y fuera de ella.

Cruz entregó a Norma Zambrana una placa como muestra de agradecimiento por su labor incansable y entrega a la danza, que han motivado la formación de varias generaciones de bailarines.

Por su parte, Zambrana agradeció la distinción y comentó que “la danza ha sido mi vida y he estado ligada a ella tanto dentro como fuera de los escenarios”.

Zambrana recordó sus primeros pasos en “Teatro Infantil de Honduras”, siendo alumna de Mercedes Agurcia Membreño, enseñanzas que fortalecieron su amor por la danza, que ha sido su pasión desde entonces.

Su formación artística continúo en Costa Rica, donde obtuvo el Bachiller Universitario en Danza y en años recientes, la Maestría en Danza con mención en formación artística.

Zambrana reiteró que continuará trabajando para formar bailarines y con el objetivo anhelado por muchos años de crear la carrera de Danza en la UNAH.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.