Un país como Honduras necesita “periodistas valientes”: Renato Álvarez

0 904

Tegucigalpa, Honduras.

En Honduras son muchos los comunicadores que a través de los años se han destacado por ser grandes profesionales e incidir positivamente en la sociedad, tal es el caso de Renato Álvarez Vásquez que a sus más de 36 años de ejercer el periodismo se ha convertido en un icono para las nuevas generaciones.

Álvarez es un polémico comunicador, admirado y querido por muchos hondureños que a diario lo ven por las mañanas en su programa de debates Frente a Frente y por las noches en el noticiario estelar TN5 de Televicentro.

En el marco del Día del Periodista Hondureño, Renato Álvarez hablo en exclusiva para Diario Roatán, donde señaló que aunque el periodismo es “la carrera más bella del mundo”, es para personas valientes, por ser una profesión de alto riesgo.

“Muchas veces el descubrir ilícitos, el de informar actos de corrupción implica riesgos pero cada uno tiene que vivir con eso que el periodismo es de riesgos”, arguyó.

Asimismo, señaló que “un país como Honduras necesita de periodistas valientes, sabiendo los limites que tiene la libertad de expresión, por lo que se deben revestir de mucho valor, acompañado de prudencia”.

Además, de saber los límites entre la libertad de expresión y la calumnia y difamación, “si sabemos deslindar esto no se van a meter a muchos problemas”, agregó el comunicador refiriéndose a las nuevas generaciones.

“Yo creo que la profesión de nosotros es un apostolado para transformar para servir, para educar, para orientar, entretener en muchos casos, no se debe de utilizar como una herramienta que satisfaga el ego”, dijo.

DE NIÑO SOÑADOR A UN GRAN COMUNICADOR

Los hondureños conocen a Renato por ser un periodista serio, objetivo y veras, pero lo que no todos saben es que desde sus cinco años soñaba con estar en escenarios públicos, y se imaginaba con un micrófono entre multitudes dirigiendo eventos.

Este pequeño soñador nació un 02 de diciembre en El Porvenir, Francisco Morazán, es hijo de Miguel Ángel Álvarez e Irma Vásquez.

Con una sonrisa en su rostro nos contó que tuvo una niñez linda con mucho rigor y con mucha disciplina, pero además con una buena formación espiritual, valores que le inculcó su padre y que han sido fundamentales para llegar alcanzar el éxito en sus labores diarias.

Su infancia transcurrió “con mucho rigor, disciplina, con mucha demanda de mi papá para que fuera el primero en mi clase, para que mantuviera un liderazgo, con mucha presión para que manejara el discurso público que no sintiera vergüenza en hablar cuando existiera una multitud”.

“Sin embargo es una infancia de la que no me quejo, hubo presión, mucho desgaste no lo dudo pero creo ahora con la autocritica que me hago, que dio resultados”, aseveró.

PRIMEROS PASOS EN EL PERIODISMO

Sus primeros pasos en el periodismo nacional comenzaron a sus 17 años en Radio América, donde laboró por 10 años en el área de deportes.

“Antes de cumplir 18 años yo visitaba seguido Radio América, hasta que una vez identifique a Rodrigo Wong Arévalo en la Universidad Nacional y le solicite la oportunidad en la América, me pregunto si estudiaba periodismo y si había tenido la experiencia en un medio de comunicación, y ninguna de las dos cosas eran verdaderas, pensé que me iba a decir que no pero me dio la oportunidad y hace fue allí que comencé en el área de deporte con 10 años hasta la actividad”, recordó.

Durante esa experiencia estudio en la Escuela de Periodismo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), “fue una excelente experiencia con unos magníficos catedráticos y una buena generación de compañeros quienes buscaban tener éxito en el periodismo, cada uno de ellos lo ha logrado tanto en la comunicación institucional a nivel de las relaciones publicas, en entes privados o públicos, otros a nivel de los medios comerciales, otros fueron emprendedores construyeron sus propios medios virtuales o abiertos de radio o televisión”.

En esta formación también se destacó siendo parte de la Federación de la Escuela de Periodismo, y desde ahí colaboró en mejorar las condiciones físicas de la misma, además cumplió con la proyección para mejorar el nivel enseñanza aprendizaje, a través de la construcción de los laboratorios que requiere un periodista para probarse allí antes de llegar al campo de la realidad.

CONSEJO A LAS NUEVAS GENERACIONES

En este 25 de mayo Día del Periodista Álvarez recomendó a las nuevas generaciones tomar la lectura como una herramienta vital, “un periodista con conocimiento general, que profundiza en la lectura con temas especializados es un periodista que se sabrá desenvolver con éxito en cada campo, ya sea en la redacción, en la locución, en las miles de formas de hacer periodismo, esfuerzo, perseverancia, aprendizaje, autocritica sencillez”.

“En sociedades como las nuestras, los periodistas creemos que somos el Hollywood pequeño y ya nos queremos deslumbrar con el rigor del periodismo, con el deseo de ver nuestros rostros en las pantallas de televisión, olvídense de eso, los que elijan o sean contratados para la pantalla de televisión, no deben olvidar nunca que la sencillez, que la prudencia, son herramientas que le sirven a uno, la vanidad hay que dejarla a un lado”, apuntó.

Al respecto dijo que “si se tiene fama bienvenida pero saber catalizar eso y saber que el periodismo es aprendizaje todos los días, el que deja de aprender todos los días irrefutablemente cae tarde o temprano”.

“Que la acumulación de riquezas si es que viene, se haga dentro de los parámetros lícitos, no utilizando la carrera para hacer dinero, porque eso sería venderse al mejor postor, y eso no es periodismo”, sostuvo.

Además, sugirió ser muy equilibrado, ser capaz de denunciar, pero ser capaz de proponer.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.