Tres pasos para tener una buena reputación en el trabajo

0 149

La reputación es un preciado tesoro que toda mujer debe conservar y proteger, sobre todo a nivel laboral

Hace un siglo, públicamente, las personas solo eran lo que hacían y su reputación. Las definían su oficio, su estado civil. También su honestidad, su palabra, su forma de vida. Hoy, en cambio, tienen la posibilidad de moldear ese perfil a su antojo. De inventarse. Todo gracias a las redes sociales como Facebook, LinkedIn, Twitter, que invitan a contar quién eres en pocas palabras.

Cualquiera puede decir que es un líder nato, creativo todo terreno y un gran visionario. ¿Pero solo se trata entonces de definir estratégicamente qué es lo que queremos o nos conviene mostrar? ¿Cómo se construye una reputación?

Si no vives de acuerdo al perfil que detallaste sobre sí misma, si no trabajas en el día a día de acuerdo a lo que, en algún sentido prometiste, defraudará a los otros y rápidamente te conviertes en un fraude. La reputación es nuestra propia responsabilidad, y debe ser manejada muy cuidadosamente. Sigue estos pasos para mantener una buena reputación en el área laboral:

1. Sé genuina
Tener una imagen real y trabajar sobre ella crea seguridad y mantiene una autoestima saludable pues la persona conoce que puede llegar a cumplir ciertos objetivos identificando los valores y las condiciones positivas. Una persona proactiva es la que va más allá de lo que la exigencia social le pide es por eso que es importante ser fiel a lo que uno quiere y siente sin abandonarse por buscar la aprobación de los demás.

2. Conoce las reglas
El sitio de empleos HotJobs, recomienda para mejorar la reputación laboral, conocer las reglas del juego, es decir, tener claridad sobre las políticas de la empresa, la descripción del cargo que se ocupa y cuáles son las expectativas de desempeño que existen respecto a ese puesto. De este modo, será más fácil saber cómo realizar un buen trabajo y conocer los aspectos que para la empresa son más importantes.

3. Sé proactiva
Además de realizar un buen trabajo, ser proactivo también ayuda en la construcción de una buena reputación, ya que demuestra iniciativa, interés en la institución y la voluntad de resolver temas que están pendientes, además puede ser una excelente oportunidad para mostrar habilidades que no habían tenido ocasión de salir a la luz. Es importante considerar eso si un aspecto fundamental, antes de ofrecer ayuda en un nuevo proyecto, este no debe interferir con el normal desempeño de las actividades asociadas al cargo, ya que si es así, puede traer más consecuencias negativas que positivas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.