Todo listo para iniciar “Una fiesta en nuestra cancha” en Chile

0 112

Chile.

“Una fiesta en nuestra cancha”. Ese es el lema que ha elegido Chile para recibir a sus invitados procedentes de todos los rincones del planeta. En total, 24 selecciones se disponen a competir por esta decimosexta edición de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA, que se celebra del 17 de octubre al 8 de noviembre. El fútbol está atravesando un periodo próspero en Chile, que se adjudicó la Copa América 2015 y será por tanto el representante de una región apasionada por el deporte rey en la Copa FIFA Confederaciones 2017.

Y el comienzo impecable de la selección nacional en la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ no ha hecho sino redoblar el entusiasmo de los 17,8 millones de chilenos. Todo un país se dispone a asistir a la eclosión de las nuevas estrellas que cambiarán la historia del fútbol.

El Mundial Sub-17 siempre ha dado a conocer a estrellas del futuro, como el trío compuesto por Gianluigi Buffon, Alessandro Del Piero y Francesco Totti, que ganó el Mundial de 2006; el brasileño Ronaldinho, campeón de la edición de 2002; los españoles Xavi, Andrés Iniesta y Cesc Fàbregas, que alzaron el título en Sudáfrica 2010; o el tándem alemán formado por Toni Kroos y Mario Goetze, que alcanzó la gloria en 2014, sin olvidar a Neymar, de quien se espera mucho en los próximos tiempos.
Los participantes en el torneo acuden repletos de sueños, y saben que una buena trayectoria puede permitirles alcanzar la fama en los próximos años. ¿Y quiénes acapararán el protagonismo entre los 504 jugadores inscritos?

La fiebre del fútbol

La fiebre del fútbol se apoderará de todas las ciudades de Chile, sobre todo porque apenas dos partidos se jugarán en Santiago, su capital. Así, con la idea de llevar el deporte rey y toda su energía a la mayor cantidad de regiones posibles, otros siete estadios serán los escenarios de la prueba: Coquimbo, La Serena, Viña del Mar, Talca, Chillán, Concepción y Puerto Montt.

Los habitantes de estas localidades han sido invitados a acudir a las canchas para seguir todos los partidos. El país ya ha organizado tres competiciones internacionales: la Copa Mundial de la FIFA 1962, la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 1987 y la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA 2008. Ninguna de ellas, sin embargo, ha llegado a tantas ciudades como esta Copa Mundial Sub-17. Y, claro está, el pueblo chileno ha depositado sus esperanzas en la Rojita, que intentará ganar esta competición por primera vez, unos meses después de la gesta del combinado absoluto en la Copa América.

Al contrario que en los torneos de mayores, en los que el elenco de aspirantes se limita a los conjuntos europeos y sudamericanos, África figura entre los principales candidatos al título, después de que sus representantes ganasen seis de las 15 ediciones anteriores. Nigeria, que consiguió el trofeo cuatro veces (entre ellas la edición inaugural de 1985 y la última, en 2013), encabeza el grupo de favoritos. Su actual seleccionador, la antigua estrella internacional Emmanuel Amunike, cree en las opciones de sus jugadores, como confesó en una entrevista, “Estaremos mejor preparados para afrontar la competición en Chile”. El técnico se ha mostrado impaciente por defender su título.

Nigeria tendrá que medirse con México, vencedor en 2005 y 2011; Brasil, triple campeón del mundo sub-17 y cuyo último título se remonta a 2003; y Francia, campeona de Europa y del mundo en 2001, cuyos muchachos se esforzarán por regresar al primer plano.

Las ambiciones de los demás

Los demás equipos también albergan grandes ambiciones, y ninguno de ellos está dispuesto a ejercer de comparsa en una competición que ha asistido a sorpresas históricas, como las victorias de Arabia Saudí en 1989 y de Suiza en 2009. Los jóvenes alemanes querrán seguir los pasos del conjunto campeón de Brasil 2014, y confirmar el dominio germano sobre el fútbol mundial de los dos últimos años. En cuanto a Argentina, tratará de dejar atrás la mala suerte que la persigue en este torneo y emular a la Albiceleste absoluta, bicampeona del mundo, y a la sub-20, que se ha ceñido los laureles seis veces en su categoría.

Como vemos, los aspirantes son muchos, y no hay que descartar nuevas sorpresas, especialmente por parte de los países que ya han disputado el torneo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.