Teatro memorial presenta «El alma buena del arrabal»

0 162

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Tegucigalpa, Honduras.

La imagen de la conciencia la hemos visto como un ser vestido de blanco, de buena moral, que en ocasiones nos motiva a hacer el bien; mientras en otras es un ser vestido de negro o rojo, malo, que nos tienta a hacer maldades.

Con «El alma buena del arrabal», los integrantes de Teatro Memorias traen una adaptación de la obra «El alma buena de Se-Chuan» (leer texto en PDF) del alemán Bertolt Brecht (1898-1956), considerado uno de los mayores logros teatrales del dramaturgo y poeta de inicios de siglo pasado.

Tito Ochoa, director de este montaje y de la Casa del Teatro Memorias, explica que «de todo lo que está ligado a ser bueno, que a su vez está ligado a una visión moral o religiosa de las cosas. Es decir, qué significa ser bueno. Ser bueno en un contexto, difícil, duro, como es vivir en un sistema donde las personas no se valoran por lo que son sino por lo que tienen».

Ser bueno o ser malo en un medio en el que la cobertura de las necesidades básicas pueden superar la resolución los dilemas éticos del ser humano; ser bueno o ser malo en un contexto en el que lo etéreo y lo divino es considerado más importante que lo tangible y mundano.

Opiniones del elenco

Para la mayoría del elenco, conformado por tres actrices y cinco actores, este es el primer acercamiento profesional a una de las obras largas de Brecht. Jean Navarro comenta que en este tiempo ha podido observar que este autor alemán hace «un estudio profundo de lo humano. Al ser un conocedor de lo humano puede representar cómo éste se comporta cuando está condicionado por aspectos económicos».

Ochoa advierte que es este autor es quien posiblemente ha tenido mayor influencia en el movimiento teatral latinoamericano. Sus concepciones, basadas en las enseñanzas de Carlos Marx, lo llevaron a decir que «el arte no es un espejo para reflejar la realidad, sino un martillo para darle forma». También los elementos técnicos brechtianos están presentes, entre ellos la ruptura de la cuarta pared o el efecto de distanciamiento.

Ese conocimiento sobre Brecht, esparcido seguramente sin matices, se proyecta en las palabras de José Luis Recinos. «Admito que Brecht no me gusta por la forma en que la gente lo aborda, en que lo presentan al público. Me gusta descubrirlo en el lado más humano porque aborda aspectos políticos, sociales, económicos. Ha sido como un reencuentro con un Brecht con el que no había compatibilizado».

Sinopsis de «El alma buena del arrabal», contada por Tito Ochoa

La obra presenta a una mujer que es una “persona muy buena”, que se llama Shen-Te, una prostituta que es «el alma buena del arrabal». Es una persona dispuesta a dar su vida para que otro esté bien. Estamos hablando de verdad de un alma buena, con todo lo que eso implica. La obra empieza por la llegada de los dioses a la tierra, quienes al darse cuenta que existe esta persona, le ayudan con unos recursos para que pueda sobrevivir.

Esos recursos le permiten a Shen-Te tener un negocio, un milagro de los dioses, que se ve invadido por un montón de personas que tienen mucha precariedad y mucha miseria, pero que buscan en ella una solución a sus problemas económicos, de vida, de vivienda.

Ella, como no puede decir que no, lo da todo porque es el alma buena. Es de verdad buena. Se indigna cuando el policía golpea a alguien, se indigna cuando hay un acto de injusticia.

Cuando una persona le llega a pedir comida, ella le da; cuando una persona llega a pedir posada, se la da. Su negocio, de repente, empieza a ser invadido… imagínese qué sucedería con una persona así.

Sin embargo, este personaje se desdobla en Vicente, primo de Shen-Te. Cuando ya han sacado mucho provecho de ella, Vicente aparece y Shen-Te desaparece. Él pone orden, arregla las cuentas, saca a los invasores, pero las personas que lo odian suman igual cantidad de las que se aprovechan de Shen-Te, quien tiene que aparecer nuevamente.

Elenco: Inma López, José Luis Recinos, Gary Nazar, Jean Navarro, Bruno Valladares, Walter Lobo, Marey Álvarez, Gyanendra Portillo.

La temporada inicia el jueves 28 de mayo a las siete de la noche en la Casa del Teatro Memorias y durará un mes. Las presentaciones serán los jueves y viernes a las siete de la noche, y los sábados a las cuatro de la tarde y siete de la noche.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.