Suman más dudas por “compra directa” de químicos para potabilizar el agua en la capital, para favorecer empresa

0 39

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

La junta directiva de la Unidad Municipal de Agua Potable y Saneamiento (Umaps) que administra el Servicio Metropolitano del Agua en la capital de Honduras, aprobó la compra o adjudicación directa un contrato para la adquisición de insumos para la potabilización de agua. Aparentemente favoreciendo a la empresa presentó la oferta más alta, acción administrativa que es objeto de cuestionamientos a lo interno de la Corporación Municipal del Distrito Central, que lidera Jorge Aldana.

Al margen de los cuestionamientos sobre la aprobación directa de la compra por casi 30 millones de lempiras, según documentos públicos que han sido divulgados por diferentes medios de comunicación. El gerente de la UMAPS, Arturo Trochez, ha negado «favoritismo», desde la misma alcaldía, se cuestiona la negociación, considerando que se incluyen a cuatro regidores que forman parte de la junta directiva de dicho ente, responsable de distribución del agua en la ciudad.

La junta directiva de la UMAPS, que incluye a regidores de la AMDC, adjudicó el pasado 5 de diciembre la compra de 1,200 toneladas de sulfato de aluminio y 5,000 kilógramos de polímero no iónico para la potabilización de agua por un valor de 26.9 millones de lempiras a la empresa REPRIMHSA, que presentó la oferta económica más alta, según se colige en los documentos que trascienden en diferentes medios.

En tal sentido, en la millonaria adquisición supuestamente se favoreció a una sociedad mercantil que presentó la oferta económica más alta, con relación a una segunda empresa participante que presentó una oferta económica menor, lo cual le habría significado un ahorro al municipio de más de 3 millones de lempiras.

El proceso de compra se justifica desde el pasado 7 de diciembre del presente año y mediante oficio GG-835-2022, la junta directiva de la UMAPS comunicó oficialmente a las dos únicas empresas oferentes la adjudicación de la compra de los químicos a la sociedad Representaciones e Importaciones de Honduras S.A (REPRIMHSA), por un monto global de 26,964,868.80 lempiras.

REPRIMHSA aparece inscrita en el registro mercantil de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT) bajó el número de matrícula TGU-100900000735, pero extrañamente no cuenta con una dirección física en la ciudad, ni aparecen sus números telefónicos de contacto, tampoco su fecha de constitución ni los nombres y número de socios, lo cual ha despertado múltiples suspicacias, aunque el gerente de la Umaps, Arturo Trochez, justifica lo contrario en sus declaraciones a los medios de comunicación.

En tal sentido, la adjudicación se contrae a la dotación de 1,200 toneladas métricas en sacos de 20 y 25 kilógramos de sulfato de aluminio grado A para las plantas potabilizadoras de las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela, valorados en 25,671,118.80 lempiras, monto que incluye el impuesto sobre ventas.

El sulfato de aluminio sirve para limpiar el agua mediante un proceso llamado coagulación que al entrar en contacto con el agua neutraliza la carga de los coloides que están presentes en el agua y produce su precipitación, llevando toda la suciedad al fondo de la piscina.

Además de lo anterior la UMAPS adjudicó a REPRIMHSA un lote de 5,000 kilógramos en bolsas de 25 kilogramos cada una de polímero no iónico N-300 por un valor total de 1,293,750 lempiras.

En la licitación, que fue convocada el 7 de noviembre de 2022 y adjudicada el 5 de diciembre de 2022, según consta en el oficio GG-835-2022, participaron únicamente las empresas Representaciones e Importaciones de Honduras S.A (REPRIMHSA) con una oferta inicial de 29.9 millones de lempiras y Sociedad General de Acero S.A (SOGESA) con una oferta de 24.5 millones de lempiras.

En esta propuesta inicial Sogesa presentó una oferta de 24.5 millones de lempiras, es decir, 4 millones menor a la presentada por REPRIMHSA, pero el gerente de la Umaps, asegura que la empresa Sogesa, no cumple uno de los términos de referencia de la licitación que son tener más de 5 años en el mercado.

Como parte del proceso, la UMAPS solicitó el 23 de noviembre del año en curso, mediante el oficio número 268-2022, a las oferentes mejorar sus ofertas económicas, lo cual SOGESA respondió mediante otro oficio que esa era la mejor oferta de mercado e implicaba un precio favorable y un ahorro significativo de más de 4 millones para la Unidad de Aguas del Municipio y el pueblo hondureño.

Cabe indicar que SOGESA, además, cumplió con todos los requisitos solicitados por la UMAPS, entre ellos, los certificados de calidad del fabricante de los insumos, certificados ISO-9001 del fabricante, constancias de la PGR de no tener litigios con el Estado, comprobante de solvencia del IHSS y solvencia fiscal emitida por el Servicio de Administración de Rentas (SAR).

Pese a que SOGESA cumplió con todas las especificaciones legales y también presentó la mejor oferta económica, inexplicablemente la junta directiva de la UMAPS determinó adjudicar la compra a la sociedad REPRIMHSA por un valor final de 26.9 millones de lempiras, es decir, tres millones mayor al valor ofertado por SOGESA.

Los detalles de la polémica compra ya son del conocimiento de los miembros de la Corporación Municipal de Tegucigalpa, algunos de los cuales han exteriorizado su desacuerdo por el procedimiento mediante el cual se hizo la compra y han pedido explicaciones a la junta directiva del UMAPS, donde forman parte regidores.

Los cuestionamientos también recaen en el hecho que por tratarse de una millonaria compra de insumos químicos, esta debió realizarse mediante un proceso de licitación pública y no mediante compra directa, por los antecedentes que rodean este cuestionado mecanismo de adquisiciones.

La Ley de Contratación del Estado establece como regla general que en la selección de los contratistas del Estado, preferiblemente se deben utilizar los procedimientos de licitación pública o privada, concurso y subasta y en última instancia la compra directa, pero esta debe estar debidamente justificada mediante autorización de la presidencia de la república o un acuerdo que detalle sus motivos.

La fuente municipal indicó que se desconoce si la Corporación Municipal, como ente desconcentrado del gobierno central, emitió un acuerdo autorizando la millonaria compra.

Cabe indicar la empresa ganadora se comprometió a entregar un primer lote de los insumos químicos adquiridos el pasado 9 de diciembre del año en curso y un segundo lote el 31 de diciembre, pero se desconoce si cumplió, considerando que SOGESA, en su propuesta había indicado las mismas fechas de entrega de los insumos a la UMAPS.

El gerente de la Umaps, en declaraciones a los medios de comunicación, justifica dicha compra, bajo los argumentos que la empresa que presentó la mejor oferta no tiene más de cinco años de operaciones en el mercado y que eso pondría en riesgo el suministro de los químicos para potabilizar el agua.

Las autoridades de la UMAPS, indican en el acta del proceso de la compra directa que la empresa beneficiada con la adjudicación, había pedido el presupuesto base o disponible para dicha compra directa.

(Visited 39 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.