‘Spider-Man: Across the Spider-Verse’ tendrá un nuevo personaje latino

0 14

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El calor de la tarde en Zapopan da un respiro con el correr del aire. Sentado frente a la estatua de un maguey, en la explanada entre la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco Juan José Arreola y el Conjunto Santander de Artes Escénicas, está un mexicano que ha tenido entre sus manos un Oscar y un Globo de Oro.

Con sus distintivos lentes de pasta, Cruz Contreras nos saluda cordial y está listo para compartir su historia de vida; un viaje tan apasionante en el que, lo mismo él y su mamá son protagonistas, ambos con el mismo objetivo: que él cumpliera sus sueños.

Cruz no lo puede evitar y se le quiebra la voz al recordar todo el arduo trabajo que su mamá abrazó para que él pudiera estudiar, se trata de contener, pero al final de la charla nos dice, sin pena: «¡Me pusiste a llorar!». La plática con el talentoso hombre es honesta y con gran emotividad.

Contreras comparte con ese nudo de gratitud en la garganta, que tuvo la fortuna de tener una familia que «nunca me cerró las puertas», sin importar que a su mamá, que lo sacó adelante sola, le sonara un tanto raro que su hijo quisiera estudiar animación para poder vivir de ello.

Cruz recuerda, con un tono de máximo orgullo en su voz, que «mi mamá tenía tres trabajos para que yo pudiera ir a la escuela. Cuando estaba estudiando pensaba, ‘no puedo defraudarla’; mi mamá no podía estar trabajando tanto para que yo dijera que ya no quería».

Con el paso del tiempo, Contreras siente, nos revela con sus ojos acuosos, «una gran satisfacción al ver a mi mamá sentada en el cine, viendo una de mis películas y que se pare a aplaudir cuando ve mi nombre salir, me llena… hasta me voy a poner a llorar. Me llena mucho verla feliz con lo que hago».

Cruz explica que le encantaría que cada vez que cuenta cómo surgió todo, fuera una historia de miel sobre hojuelas, pero no es así: «Entrar a estos proyectos está difícil y más viniendo de un lugar como México, donde la industria de animación no está tan explotada como nos gustaría».

Contreras aclara que hace un comparativo con lo que ha visto en Canadá, donde reside actualmente, «la gente estudia animación y entra a trabajar a los grandes studios en dos meses, eso no pasa acá, hay que pelear, luchar, incluso con la oportunidad de trabajar allá, los cuatro años que aprendiste, tienes que reaprenderlos en 10 minutos en inglés».

El mexicano no tiene reparos en aceptar que todo «es muy complicado, sí me tocó enfrentarme a muchas cosas, desde que tenía que presentarles mi trabajo a los directores, en inglés, salía sudando, eventualmente se va quitando el miedo. Es difícil, pero sí se puede».

Todo ese trabajo valió la pena al consolidarse como un animador de primer nivel y de forma orgánica llegó a uno de sus proyectos más especiales, Spider-Man: Into the Spider-Verse que se coronó como la «Mejor Película de Animación» en la noche de los Oscar 2019.

El originario de Iguala, Guerrero,estudió en Cuernavaca, Morelos, y cada vez que regresa o ahora que pudo realizar una ponencia en la máxima casa de cultura de Guadalajara, el Teatro Degollado, su emoción es incontenible: «Qué loco es que los papeles se invirtieron y ahora soy yo el que está parado frente a ellos».

Su camino ha sido una constante de «cuándo en la vida me iba a imaginar…» y con esa bandera ya alzó un Oscar y un Globo de Oro en sus manos. «Jamás me pasó por la mente. Incluso aunque las películas no ganen premios, cuando veo mi trabajo ahí, todavía lloro, mi primer película, me senté y lloré hasta que se acabó», reveló.

Lo emocionaba y le parecía una locura que gente alrededor del mundo estuviera viendo lo que él hizo, «hay películas que me han costado tanto trabajo y que me he estresado tanto, que empieza y me suelto porque no lo puedo creer, es una sensación de decir: ‘sí pude, la hice y, a pesar de todo, quedó ch***ona'».

(Visited 14 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.