Solicitan al BID financiamiento para crear centro digital en antiguo presidio sampedrano

0 87

El representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Honduras, Eduardo Almeida, felicitó a la Administración del presidente Juan Orlando Hernández por la implementación del Gobierno Digital, que traerá soluciones innovadoras a la población en medio de la pandemia de coronavirus.

Almeida, que participó junto al presidente Juan Orlando Hernández y funcionarios del Gobierno en una reunión de trabajo y conferencia de prensa sobre Gobierno Digital, expresó que la agenda o reforma digital requiere cuatro importantes aspectos para mejorar la vida de los hondureños.

“Quiero felicitar al Gobierno por esta iniciativa de la institucionalización del Gobierno Electrónico; es un paso muy importante y en particular muestra la voluntad del Gobierno de pensar adelante en una situación de crisis” como la del coronavirus, dijo.

Explicó que “se ve con buenos ojos que se busque traer, así como está el mundo, soluciones más innovadoras y más dirigidas a la población por medio del servicio del Gobierno Electrónico”.

“Todos debemos estar conscientes que el covid-19 va a cambiar mucho la vida de las personas, no se sabe cómo, aunque una cosa sí se sabe y es que la vida va a pasar a ser digital y ya está siendo mucho más digital”, dijo.

“Nosotros del BID tenemos el honor que el Gobierno nos haya solicitado una operación de crédito, que es de 44 millones de dólares, más ocho millones de contrapartida de la Municipalidad de San Pedro Sula, para diseñar e implementar una agenda digital y contribuir de alguna manera con la reforma digital”, informó Almeida.

Indicó que “lo que se busca desarrollar es un centro digital en San Pedro Sula, donde antes estuvo la cárcel, para hacer un centro de esperanza, un centro donde los jóvenes puedan generar esperanza, soluciones a los problemas, y tener asistencia técnica, información, acceso al mercado y que genere economía digital”.

En 2017, el presidente Hernández cerró el centro penal de San Pedro Sula, que durante décadas fue un lugar que generó terror entre la población porque allí los presidiarios operaban a sus anchas y ordenaban crímenes de toda índole, pero hoy ese predio se encamina a convertirse en un lugar de esperanza, como dijo el representante del BID.

Elementos de la agenda digital

El representante del BID explicó que una agenda digital consta de cuatro partes, con una que integra todo y es la identidad digital, “porque por medio del Registro Nacional de las Personas una identidad digital permite que las personas puedan tener acceso a los servicios del Gobierno Electrónico, servicios de salud y de educación”.

El segundo elemento de la agenda digital, dijo, “lo contempla la banda ancha, con un acceso para todos de la banda ancha, y ese es un tema que no solo es de tecnología y que tiene impacto solo en las máquinas”.

Para poner un ejemplo, Almeida relató que tiene una amiga en Honduras que es mesera y realiza una serie de operaciones por medio de la vía digital y para eso se requiere banda ancha, porque al no contar con la misma, entonces no podrá responder a la demanda de un servicio.

Expuso que al hablar del término banda ancha se habla de cambiar la vida de las personas y de ayudar a las personas que más dependen de este requerimiento en el nuevo comercio que se ha emprendido.

También mencionó que es muy importante en este aspecto imaginar si las escuelas y los hospitales pueden tener acceso a la banda ancha y utilizar todos los conceptos de telemedicina o teleeducación.

Asimismo, “hace una enorme diferencia e incluso puede hacer una gran labor también en las estaciones de Policía”, refirió.

Almeida expuso que un tercer componente de la agenda digital es justamente el Gobierno Digital “y eso es digitalizar los servicios”; un ejemplo de eso es un trámite para licencias con empresas, apoyado por el BID con fondos no reembolsables, que antes se hacía en tres meses y ahora se puede efectuar en una semana.

Expuso que esa diferencia no solo beneficia a las empresas, sino también al país en términos de competitividad.

Con el trámite de financiamiento que se realiza en la actualidad, “se espera que en cinco años todo lo que hoy se necesita hacer se pueda realizar vía internet, tomando como referencia el país de Estonia, que es el más completo en este sentido”, refirió.

La economía digital

Almeida dijo que el cuarto componente de la agenda digital es la economía digital, “y, como todos sabemos, en el mundo los números de recesión económica van a ser muy malos, pero solo una cosa se sabe y es que necesitamos generar nuevos empleos, y la economía digital es para Honduras una oportunidad”.

Manifestó que es una oportunidad que puede impactar la vida de los jóvenes y dentro de esa premisa dijo que una de las claves en el desarrollo rural tiene que ver con que los productores no pueden llevar sus productos a las secciones de acopio, y entonces deben vender sus cosas en las puertas de las fincas.

Una solución sería por medio de los mototaxis, buscando generar un mayor beneficio para los productores, y todo depende de soluciones digitales en educación, en salud o en telemedicina.

“El Gobierno Digital y la reforma o agenda digital, en este momento de crisis, es un instrumento de esperanza, es un instrumento que permitirá ver la luz al final del túnel”, afirmó el representante del BID.

Agregó que se genera una economía digital, servicios digitales, y que generar acceso a las escuelas, a la identidad digital, “es cambiar directamente la vida de las personas y por eso el BID considera muy importante colaborar y compartir esta iniciativa con el Gobierno”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.