Sikaffy: “Cohep está anuente a ampliar tasa de seguridad enfocada en educación y prevención”

Tegucigalpa, Honduras

0 150

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

El nuevo presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, anunció hoy su disposición a  ampliar la Tasa de Seguridad Poblacional enfocada en la educación y la prevención.

En su discurso de toma de posesión, Sikaffy detalló que los temas discutidos entre el sector privado y el Gobierno están cifrados en generar un clima de inversión y negocios, y “nos complace ver que la Tasa de Seguridad ha logrado apoyar la reducción de los índices de violencia”.

“Pero hoy queremos que se le dé un nuevo rol, encaminada a la prevención y a fortalecer la educación, y con eso en mente estamos anuentes a que haya una ampliación de esta”, agregó.

A continuación, el discurso del nuevo presidente del Cohep:

Es para mí un honor dirigirme a esta distinguida concurrencia que nos ha honrado con su presencia en la Asamblea Anual del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), celebrada hoy 8 de marzo de 2018, así como también expresar el sincero agradecimiento a mis colegas empresarios por haberme honrado con su confianza al permitirme representarles como presidente del Cohep durante el próximo periodo 2018-2020.

Aprovecho para felicitar a las mujeres empresarias y especialmente a mi madre, Haydee Canahuati de Sikaffy, ya que hoy celebramos el Día Internacional de la Mujer.

Es importante que las mujeres se empoderen y participen plenamente en todos los sectores y niveles de la actividad económica lo que resulta fundamental para el desarrollo de nuestro país.

¡Felicidades mujeres hondureñas!

Desde hace 15 años participo activamente en la actividad gremial, porque soy un convencido que el trabajar en equipo, entre personas que comparten los mismos intereses, objetivos y valores, es la única forma de ser exitosos.

Es por ello que es mi compromiso, desde la presidencia del Cohep, trabajar arduamente por la cohesión del Sector Privado Nacional, que nos permita en un haz de voluntades incidir de forma positiva en los temas relevantes y transversales en la realidad nacional como ser: la atracción de inversiones, la simplificación y modernización administrativa, la seguridad jurídica, la mejora de la imagen del país en el ámbito internacional, la generación de más y mayor actividad económica que nos permita combatir vigorosamente ese triste y peligroso flagelo del desempleo, todo ello para que nuestra Honduras sea cada día más grande, fuerte y desarrollada.

Que seamos empresas exitosas al servicio de una sociedad hondureña igualmente exitosa y triunfadora.

Es decir, seguiremos siendo fieles a nuestra identidad como Iniciativa Privada y a los principios que representamos y defendemos por amor a nuestra Honduras, porque no puede ser de otra manera, en especial en este momento histórico en el que nuestro país requiere del concurso de sus mejores hijos e hijas para garantizar la convivencia armónica, como merece la familia hondureña, al mejor modo y la mejor costumbre de una relación fraterna como hermanos que somos en esta bella Patria que Dios Todopoderoso nos regaló.

Esta es una declaración: la empresa privada es patrimonio de la sociedad y como tal deviene en reafirmar el compromiso que siempre nos ha caracterizado de engrandecer a nuestra Honduras en sus diversos ámbitos, muy especialmente en lo que corresponde al progreso económico y sus derivaciones consecuentes con el respeto al medio ambiente, al cuidado del agua, a honrar con nuestro esfuerzo las comunidades en las que operamos y, lo que es más importante, a ubicar al ser humano como el centro privilegiado de todas las actividades productivas, industriales, comerciales y financieras que impulsamos cotidianamente.

Con nuestro pensamiento enfocado en el objetivo de engrandecer a nuestra Honduras, debemos vernos como un todo indivisible; por tal razón, confiamos en el acompañamiento del Sector Público en el sentido que se haga realidad la creación de las condiciones que requerimos como empresarios para poder trabajar y desarrollarnos de forma adecuada. Es un trabajo en equipo, un trabajo para y por Honduras. Como dijo Henry Ford: “Reunirse es un comienzo, permanecer juntos es el progreso y trabajar juntos es el éxito”.

Producto de las mesas de diálogo entre el Sector Privado y el Sector Público, hemos discutido una gran diversidad de temas relevantes para el clima de negocios, entre ellos la seguridad. Nos complace ver que la Tasa de Seguridad ha logrado apoyar la reducción de los índices de violencia. Pero hoy queremos se le dé un nuevo rol encaminado a la prevención y a fortalecer la educación, y con eso en mente estamos anuentes a que haya una ampliación de esta.

La Tasa de Seguridad, Educación y Prevención Poblacional, manejada con la debida transparencia, debe tener el objetivo de fortalecer la seguridad y la prevención en los espacios públicos, así como apoyo a la educación, temas torales para el desarrollo del país. Esto nos garantiza una sociedad más pacífica y encaminada hacia mejores niveles educativos.

Siempre hemos dicho que nuestro trabajo es dar trabajo, que es la mejor forma de combatir y reducir la pobreza, y comprometido con este concepto, el sector privado hondureño genera más del 87% de la inversión en el país, lo que equivale al 80% del total de los salarios a nivel nacional, empleando a más de 1.5 millones de trabajadores ocupados asalariados en los diferentes sectores y esto significa un aporte en concepto de impuestos del 85% del total de tributos.

Por ello invito a nuestras organizaciones gremiales y empresas a que continuemos fomentando la inversión nacional, la generación de empleos, la profesionalización de nuestros colaboradores, la innovación y la competitividad.

Somos y debemos seguir siendo el motor generador de la economía nacional.

Antes de finalizar mi intervención, quiero hacer un reconocimiento a un líder, a un amigo, a una persona que día a día enaltece al sector empresarial con su trabajo y su amor por Honduras. Una persona que me hace recordar la frase de Winston Churchill, “El precio de la grandeza es la responsabilidad”.

Me refiero a Luis Napoleón Larach, presidente saliente del Cohep, a quien agradezco por su compromiso, por la pasión, responsabilidad y entrega con la que dirigió el Consejo durante los pasados dos años, y que permitió que el Sector Privado fuera un actor importante en la discusión de temas relativos al desarrollo empresarial del país.

Su gestión y la de su junta directiva, de la cual tuve el gusto y privilegio ser parte, como vicepresidente, ha sido ejemplo de proactividad, responsabilidad, constancia y dedicación en pro de la libre empresa, aun en los momentos más complicados, en los cuales jamás dejaron de trabajar para lograr la paz y tranquilidad que nuestro país requiere para avanzar hacia el desarrollo social y económico.

Tal y como lo decía Churchill, a quien cito nuevamente, “El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar”, y esta valentía de ir siempre hacia adelante la demostró Luis Larach siempre.

Por favor pongámonos de pie y demos un caluroso aplauso a nuestro ex presidente y los miembros de la junta directiva saliente.

¡Muchas gracias por su servicio al Sector Privado Nacional!

A la junta directiva que me acompañará estos próximos dos años y a los colaboradores del Cohep, les exhorto a que trabajemos activamente en el fortalecimiento del Cohep y la libre empresa para beneficio de Honduras.

Solo me queda agradecerles nuevamente la confianza que hoy depositan en mí para representar los intereses del sector empresarial de Honduras; tienen mi compromiso y el de todo el equipo de trabajo de Cohep.

Somos empresarios, somos  generadores de empleo y riqueza, ¡Somos Honduras! ¡Somos Cohep!

Muchas gracias y que Dios les Bendiga a todos y todas.

¡Viva la Empresa Privada Hondureña!

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.