Siembran esperanza con café ecológico en la Biosfera de Río Plátano

0 67

Dulce Nombre de Culmí

Hay millones de consumidores de café en el mundo, la mayoría de ellos se encuentran en Europa y América del Norte. Y ahora el mercado asiático está en la mira de los productores de café, este grano es el mayor impulsador de la economía hondureña.

Lo interesante es que la caficultura genera puestos de trabajo e ingresos en las zonas rurales del país. Por eso el Proyecto de Ordenamiento Territorial Comunal y Protección del Medio Ambiente en el Río Plátano (PROTEP), ejecutado por el Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF) y apoyado por la Cooperación Financiera Alemana a través del Banco de Desarrollo KFW, está ayudando financiera y técnicamente a dos cooperativas ubicadas en dos comunidades dentro de la zona de amortiguamiento de la Biosfera del Río Plátano.

“La idea del apoyo esque los miembros de las cooperativas generen ingresos para la seguridad económica, que aprovechen sosteniblemente los recursos naturales y mejoran su nivel de vida,con ello, la población se estabiliza, en los actuales predios o unidades de producción, la agricultura migratoria deja de ser una práctica de parte estos productores beneficiarios y las acciones destructivas en el bosque se reducen”,comenta Carlos Pineda, coordinador nacional del PROTEP.

El proyecto promueve la protección del medio ambiente a través de un enfoque integral. Un eje de este enfoque es el apoyo al desarrollo comunitario sostenible a través del manejo racional y sostenible de los recursos naturales.

Sin embargo, sobre la Biosfera del Río Plátano se ejerce una fuerte presión por parte de los pobladores que colonizan territorios y establecen sistemas de producción agropecuarios insostenibles como la ganadería.

Las consecuencias han sido fatales: La tala imparable de árboles,la construcción de caminos de acceso, repercuten en una creciente erosión de los suelosy en la contaminación de las fuentes de agua.Eso ha sido el mayor obstáculo para mantener la protección y conservación de los recursos naturales existentes en la zona.

Por eso el PROTEP trabaja con 33 familias productoras de café de las comunidades de Nueva Esperanza, Jocomico y Mata de Maíz y 34 familias en la comunidad de Las Marías; comunidades que se localizan dentro de la Zona de Amortiguamiento de la Biosfera de Río Plátano. No menos de 1207 miembros de familias se beneficiande esta manera con la aplicación de una caficultura sostenibley ecológica.

A 35 kilómetros de Dulce Nombre de Culmí ocho mujeres han tenido también la valentía de entrar al competitivo negociode la torrefacción, empaque y comercialización del café.
La cooperativa “Empresa de Mujeres Las Marías “produce café ecológico. “Al inicio tuvimos muchos problemas y pensamos que habíamos fracasado, pero con el apoyo técnico y financiero de la KfW y el ICF, hemos logrado mejorar la calidad de nuestro Café Río Plátano.

En Catacamas y Juticalpa ya se puede comprar nuestros productos y estamos en negociaciones con supermercados en Tegucigalpa y San Pedro Sula”, relata Miriam Bonilla, coordinadora de la cooperativa “Empresa de Mujeres las Marías”, con cierto orgullo. Allá, alrededor de 40 hectáreas se han convertido de pasto y ganaderíaextensiva,en plantaciones de café. No es una revolución, pero es un paso importante en la dirección correcta.

En la comunidad La Nueva Esperanza,la cooperativa COMIBIL está también generando un café de media altura. Con su aroma floral y dulce ya tiene un comprador de su grano que incluso lo exporta al continente europeo.

Actualmente se aprovecha aproximadamente 157 hectáreas para la producción. Uno de los objetivos que se pretendelograr con el apoyodel PROTEP es la reducción de los riesgos de contaminación de las fuentes de agua por agua mieles y el mejoramientode las condiciones de fertilidad de los suelos en las fincas cafetaleras de las comunidades de Nueva Esperanza, Mata de Maíz y el Zapote.

Además se está planeando reubicar la planta de beneficiado de café y la remodelación para el cumplimiento de las normas ambientales y sanitarias establecidas en el país, lo cual incluye la adquisición de equipo para el beneficiado ecológico, permitiendo una reducción del 90% del consumo de agua y un manejo más eficiente de los desechos (pulpa) para la fabricación de abono orgánico.

“El apoyo técnico y financiero del PROTEP es sumamente importante para nosotros. Con eso esperamos consolidarnos y seguir produciendo café de excelente calidad”, comenta Yaneth Guzmán, miembro de la junta directiva de la cooperativa COMIBIL.

En la Biosfera del Río Plátano aún persiste un ambiente de inseguridad debido a los conflictos sociales que se derivan de la creciente colonización con invasión de áreas boscosas en la reserva. Con la ayuda técnica y financiera de las cooperativas de caféa través del PROTEP, se quiere impulsar actividades económicas que son ambientalmente sostenibles.

“En las zonas de amortiguamiento hay que generar ingresos para la población que mejoren la calidad de vida de ella. La protección y el cuidado del medio ambiente a través de un uso racional y sostenible de los recursos naturales es la mejor manera para conservar la Biosfera del Río Plátano y subraya nuestra filosofía integral que incluye el apoyo a la gestión delcatastropor parte de las municipalidadesen la Zona de Amortiguamiento de este tesoro natural y el fortalecimiento de las municipalidades en esta zona”, relata Marco Espinoza, jefe de la Región Biosfera de Río Plátano, a su vez directordel PROTEP.

Cooperativas de café que en su mayoría generan empleo para mujeres en zonas rurales de Olancho, la producción de un café orgánico que conserva el medio ambiente en el entorno de la Biosfera del Río Plátano y que aprovecha el uso racional y sostenible de los recursos naturales son indudablemente herramientas vitales para proteger una de las áreas con mayor biodiversidad del mundo.

Con su apoyo técnico y financiero a las dos cooperativas de café, a través del PROTEP, el ICF está sembrando esperanza en una zona que está caracterizada por la destrucción ambiental. Ojalá se vea en el futuro la cosecha en forma de un café orgánico que se consuma en los mercados norteamericanos, europeos y asiáticos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.