Según un estudio inglés, el dinero sí compra la felicidad

0 103

«El dinero no compra la felicidad», dice el refrán popular que mucho tiene de cierto. Sin embargo, la relación entre el dinero y la felicidad ha sido objeto de diversos estudios por parte de economistas, sociólogos y psicólogos durante décadas. Y el debate sigue abierto.

Ahora, la Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido (ONS) publicó un estudio en donde demuestra que la satisfacción con la vida y la felicidad aumentan a medida que lo hacen los ingresos en los hogares.

El tamaño de los activos, como cuentas bancarias, acciones, y ahorros – que en conjunto conforman el neto financiero del hogar- están fuertemente relacionados con el bienestar personal, según destacó el estudio que fue publicado recientemente en Reuters.

También, notaron un importante aumento en la satisfacción personal y la autoestima, además de una baja en el nivel de ansiedad.

Lo que importa a efectos de que aumente la felicidad, es la «riqueza acumulada». El estudio estadístico señaló que es la riqueza financiera neta la que se relaciona más con el bienestar personal y, en particular, con la satisfacción por la vida. Otros tipos de riqueza, como la posesión de bienes (auto, antigüedades, joyas o sellos) aparecen menos asociados a la felicidad.

Posesiones físicas, como los autos, obras de arte y antigüedades tendieron a aumentar la satisfacción de la vida entre los cinco más ricos, pero tuvo poco efecto en los demás.

Otro dato es que a mayores ingresos en los hogares sí aumentó la satisfacción con la vida y la felicidad, pero no redujo la ansiedad o no interfirió con la autoestima.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.