Se reporta segundo caso de «hongo negro» en el país

0 105

Autoridades e Salud reportaron de un segundo caso de hongo negro en el país, mismo que fue diagnosticado en el Hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula. La titular de la Secretaría de Salud (Sesal), Alba Flores indicó que se espera la confirmación si este caso estaría relacionado al COVID-19.

Se ha confirmado el segundo caso de Hongo Negro en una paciente diabética que hace tres meses padeció COVID-19, se trata de la hondureña María Antonia Mejía Alfaro, quien se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en este centro hospitalario.

Santos Natarén, esposo de la paciente; informó que su pareja dio positivo de COVID-19 hace tres meses, pero se complicó por lo que fue llevada a un centro asistencial en donde la remitieron al Catarino Rivas donde los médicos confirmaron que se trataba de un caso de Hongo Negro.

Detalló que su esposa es originaria de Villanueva, Cortés y que es una persona diabética y está luchando por su vida contra esta enfermedad.

Una mujer de 30 años, identificada como María Antonia Mejía, fue diagnosticada con hongo negro en el Hospital Mario Catarino Rivas; desde el 2 de junio ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos y venía referida del centro hospitalario San Isidro, de Tocoa, Colón, ya que se encontraba visitando a su familia cuando comenzó a enfermarse.

El costo para el tratamiento de esta enfermedad es muy alto por lo que Santos Donaldo Natarén, esposo de Mejía, clama por ayuda para comprar el tratamiento que le podría salvar la vida a su compañera de hogar.


“El doctor me dijo que solo tres inyecciones le han aplicado porque el hospital no tiene el tratamiento, pero sí me explicó que son 30 inyecciones en total, yo tengo que ver cómo hago para conseguir el dinero para las otras 27 que faltan, no quiero que se me muera porque tenemos dos niños y están pequeños, uno tiene tres años y el otro 10”.

Natarén dijo que los medios le informaron que cada inyección cuesta 43 mil lempiras por lo que en total necesita alrededor de un millón 200 mil lempiras para adquirir el tratamiento.

El hombre comentó que en un principio no se sabía qué tenía, pero le tuvieron que hacer una biopsia y luego lo enviaron al Hospital del Valle para que le dieran el diagnóstico y fue así como descubrieron que se trataba de esta enfermedad y que no se lo esperaba, porque la vida les ha cambiado repentinamente, su único deseo es salvarle la vida a la madre de sus hijos.

“Ella se fue a ver a sus familiares y allá empezó a sentirse mal, primero se le quitó el hambre, no comió durante dos días, después de eso, la hermana la llevó a una clínica y fue ahí donde cayó como si estuviera loca, dicen que manoteaba y pataleaba, eso le duró como dos horas, después quedó como cansada y sin fuerza”.


Natarén se ha visto obligado a pedir dinero para adquirir el tratamiento que está fuera de su alcance porque afirmó que se dedica a la agricultura y no cuenta con recursos económicos que solventen la necesidad que en estos momentos atraviesa.

Ledy Brizzio, directora del Rivas, expresó que la paciente, debido a la diabetes, estaba descompensada, ya que tenía ocho meses de haber abandonado el tratamiento y al ser ingresada había sospechas de mucormicosis, por las lesiones que presentaba en senos paranasales y en mucosa bucal, el resultado de la biopsia dio positivo, actualmente se encuentra en estado crítico, sin embargo, ha tenido una mejoría clínica.

Brizzio afirmó que el tratamiento para esta enfermedad es costoso y que ha sido aprobado para pacientes con VIH, sin embargo, ya se inició a aplicarlo a la paciente, pero en estos momentos ya no lo tienen, ante la carencia del mismo, aseguró que salió un vehículo rumbo al almacén principal para adquirirlo ya que se requiere con urgencia.

“Cada frasco cuesta alrededor de seis mil lempiras y la paciente necesita la aplicación de 650 miligramos al día que equivale a 13 frascos diarios, es un tratamiento caro”.

La galena afirmó que no es el primer caso de hongo negro, ya que ha habido otros en años anteriores y desgraciadamente hubo un caso en área de emergencias de cirugía que tuvo un desenlace desfavorable.
Asimismo, informó que la tasa de mortalidad de la mucormicosis es muy elevada y el pronóstico de esta paciente aún se encuentra de forma reservada.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.