Sancionan negocios del Distrito Central por incumplir Ley Seca

0 304

El Departamento Municipal de Justicia de la Alcaldía del Distrito Central requirió a los representantes de dos negocios de venta de bebidas alcohólicas por haber incumplido la ordenanza de la Ley Seca que estuvo vigente el Viernes Santo y Domingo de Resurrección en este municipio.

Los responsables de estos establecimientos ubicados en la colonia San Francisco de Comayagüela y la carretera al norte, fueron llamados a una audiencia al Juzgado de Policía, este martes y miércoles, para hacerles saber la sanción que se les impondrá por infringir la normativa local.

Los infractores comparecieron ante las autoridades en horas de la mañana y deberán pagar una multa de entre cinco mil a 15 mil lempiras, informó Marvin Cruz, jefe de Operaciones de la unidad municipal.

Cruz detalló que durante los operativos de control ejecutados el barrios, colonias y aldeas, se cubrió 110 negocios que en su mayoría cumplieron la ordenanza, pues solo en los dos sancionados se encontró personas consumiendo bebidas embriagantes en su interior.

Por otro lado, la Policía Municipal durante toda la semana mantuvo operativos en el centro histórico de la capital para brindar un ambiente de orden y seguridad a la gran cantidad de personas nacionales y extranjeras que decidieron hacer turismo en la zona.

Como resultado de estas acciones se dio detención a 11 individuos que fueron remitidos a la Policía Nacional por diferentes faltas y delitos como escándalo en vía pública, además de acompañar todas procesiones con patrullajes en vehículo y a pie, en apoyo a la Iglesia Católica.

De igual manera. en conjunto con el Departamento Municipal de Justicia mantuvo la supervisión en los balnearios del Distrito Central para dar cumplimiento a la ordenanza de Ley Seca y decomisó 14 ventas ambulantes por estar en lugares prohibidos por el reglamento que regula este tipo de comercio.

Los policías municipales también decomisaron nueve automóviles por haberlos encontrado botando desechos sólidos en lugares no autorizados, en una clara contaminación del medio ambiente.

Entre tanto, la ciudadanía disfrutó en completa tranquilidad el atractivo de las alfombras de aserrín que la Alcaldía con ayuda de voluntarios instaló en unos 700 metros de la avenida Cervantes, la iluminación y las esculturas de material reciclable que se expusieron, así como el festival gastronómico que se realizó en la Plaza Central.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.