Salvador Nasralla propone una alianza entre PAC, PL y Libre

0 161

Tegucigalpa, Honduras

La elección del nuevo presidente del próximo Congreso Nacional debe hacerse en base a una alianza entre el Partido Liberal, Libertad y Refundación (Libre) y el Partido Anticorrupción (Pac), dijo este miércoles el expresidenciable Salvador Nasralla.

«La postura del Pac en relación a la elección del nuevo presidente del Congreso Nacional es que dicho cargo debe corresponder a la oposición, reforzada por una eventual alianza entre Pac, liberales y Libre», enfatizó.

El comentarista deportivo denunció que a los diputados de su instituto político que resultaron electos en las pasadas elecciones generales, cuyo triunfador fue Juan Orlando Hernández , se les está queriendo forzar a que «vendan su voto para la integración del próximo Congreso Nacional».

Nasralla aseguró que tiene pruebas que respaldan «la compra y venta de voluntades para estructurar el Congreso Nacional».

Según el excandidato presidencial del Pac, lo que se está pretendiendo en ese poder del Estado es «forzar el ingreso de piezas claves de los partidos tradicionales en aras de mantener bajo control las tareas legislativas en el período 2014-2018, como ha ocurrido».

En Honduras es una práctica que durante los cabildeos para la integración de la junta directiva del Congreso Nacional se distribuyan grandes cantidades de dinero para colocar a figuras de confianza del partido en el poder, agregó.

Nasralla criticó que esta vez será necesario distribuir más fondos públicos para el tráfico de votos, porque la cámara legislativa estará conformada de manera más diversificada.
El expresidenciable afirmó que actualmente está concentrado en que, «le devuelvan a su partido la alcaldía de San Pedro Sula , de lo contrario el gobierno local será ingobernable».

Denunció que el Pac realmente recibió un millón de votos, a pesar de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) solo le contabilizó unos 400 mil, logrando obtener 13 diputaciones en el Poder Legislativo.

Reveló que perdió las elecciones generales desde el momento en que se vio limitado para pagar a los representantes de las mesas, para lo cual necesitaba 16 millones de lempiras.»

El gran problema está en las mesas porque no tuve quien defendiera el voto, luego los digitadores no introdujeron en el sistema los datos reales sino que números alterados, a lo cual se agrega que el sistema fue inyectado con información antes de que iniciara el proceso», reclamó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.