Rex Tillerson mantendrá reuniones con gobierno ruso

0 447

El gobierno ruso señaló este martes que las relaciones entre Moscú y Washington son las «más difíciles desde la Guerra Fría», horas antes de la visita oficial del secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, quien podría reunirse con el presidente Vladimir Putin.

El comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores resaltó que a Rusia «le preocupan los planes de EEUU respecto a Corea del Norte», mencionando la posibilidad de un uso unilateral de fuerza por parte del gobierno de Donald Trump.

Además, calificó el reciente bombardeo del Pentágono a una base militar siria (en respuesta al ataque químico del régimen de Bashar al Assad) como «un acto de agresión».

Tillerson llegará este martes a la capital rusa, en una visita la que espera presionar al Kremlin para que retire su apoyo a Damasco, mientras Moscú le pedirá explicaciones por el bombardeo contra Siria. Además de Siria, Tillerson abordará con su homólogo Sergei Lavrov la supuesta injerencia rusa en las elecciones estadounidenses.

Aunque un posible encuentro del estadounidense con Putin no está en la agenda, un vocero de la presidencia no descartó la posibilidad. Tillerson permanecerá en Rusia hasta el miércoles.

Antes de embarcarse a Moscú, luego de sus reuniones con los cancilleres del G-7, el diplomático estadounidense reiteró que Rusia falló en su obligación de revisar la entrega de armas químicas por parte del régimen sirio y se preguntó si no se tomó en serio la misión o fue incompentencia. «Pero ahora eso no importa a los muertos. No podemos permitir que esto se repita», agregó.

En ese sentido, Tillerson resaltó que Rusia puede tener «un rol importante» en «aliviar el sufrimiento de los sirios». En cambio, opinó que si Rusia mantiene su alianza con Al Assad, no servirá a sus intereses en el largo plazo. «Esperamos que el gobierno ruso concluya que se ha alineado con un aliado poco fiable», sostuvo.

Sin embargo, Moscú dejó claro que no cedería a las presiones anunciadas por Washington sobre el apoyo al régimen del presidente sirio.

«Rusia no va a renunciar a sus legítimos intereses y sólo aceptará cooperar de igual a igual, algo que tampoco ahora gusta a todo el mundo en Washington. Pero estamos abiertos a un diálogo de lo más sincero sobre cualquier cuestión de la agenda bilateral e internacional», advirtió el comunicado.

El texto también responsabilizó a la administración de Barack Obama por la actual tensión entre el Kremlin y la Casa Blanca. «Hizo todo lo posible para agravarlas intentando limitar la creciente influencia de Rusia en los asuntos internacionales y socavar nuestro desarrollo económico con sanciones. No funcionó, pero Washington demostró su aspiración a la hegemonía mundial», consideró.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.