Reverendo Glen Solomon inaugura en Roatán la Casa Biblia

0 396

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

En conmemoración del Día Nacional de la Biblia, el pastor y reverendo, Glen Solomon, inauguró el día de hoy la primera fase de lo que será la Casa Biblia, institución que tendrá como fin dar a conocer a la población isleña de la palabra de Dios y de la enseñanza de la misma.

«Simplemente estamos fundando en Islas de la Bahía un edificio que se llama Casa Biblia, su servidor presentó la moción en el Congreso Nacional (CN) en 1987, y ese evento es para declarar la biblia como libro predilecto de los hondureños; el último domingo de septiembre podemos celebrar como Día Nacional de la Biblia en este país, así como en todas partes, pero como su servidor es de Roatán, estoy tratando de establecer un edificio que lo podemos utilizar para el bienestar de todas las personas necesitadas, reos, enfermas, personas sin iglesias que no apoyan con una biblia, donar una biblia adentro o fuera de la República».

Además de enseñar la palabra, Casa Biblia estaría dispuesta a regalar este tipo de libro a las iglesias que no tengan los fondos para adquirirlas o a personas con bajos recursos que no puedan comprar una y estén necesitados de escuchar la palabra del Creador.

«Hablarles acerca de Jesucristo y si hay interés de iglesias que no tengan o no puedan comprar una biblia. Más tarde en otras secciones podemos tener un seminario bíblico donde podamos enseñar la palabra, trabajar con pastores, empresarios, comerciantes, personas de la vida; lo que queremos es establecer la presencia de Dios, transmitir el conocimiento de que este bendito libro es la palabra de Dios y muchos deben conocerla».

Diseño y distribución

Casa Biblia contará con tres pisos que serán destinados para diferentes actividades, todas direccionadas a impartir la palabra de Dios.

«El edificio tiene tres pisos; en el segundo haremos oficinas técnico vocacional y el tercer piso será una sala abierta para discursos generales y tener reuniones o memoriales.

Al consultarle al reverendo Solomon sobre el monto de inversión, respondió que dicha obra no tiene precio, ya que se ha construido con los recursos que el Señor ha puesto a disposición.

«No tiene precio, es mucha gente que está aportando ya que Dios provee a través de las entradas de sus servidores, estamos trabajando, lo que mi esposa y yo recibimos, si hay algún voluntario que dona unos centavitos, o el día gratis de algunos hombres».

(Visited 27 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.