Reciclaje genera oportunidades de empleo en Honduras

0 105

Tegucigalpa, Honduras.

Entre 100 y 1000 lempiras diarios es el ingreso de una persona que trabaja en la recolección y venta de materiales reciclables en la capital, según una investigación realizada con el objetivo de demostrar que a través de la recolección y comercialización de materiales reciclables se pueden generar recursos y empleos «verdes» en Tegucigalpa.

El estudio denominado “La generación de empleo verde en Tegucigalpa a través de la recolección y comercialización de materiales reciclables” fue presentando en el Congreso de Economía, Administración y Tecnología (CEAT-2014) desarrollado del 4 al 6 de noviembre en Ciudad Universitaria en el edificio C1 de la facultad de Ciencias Económicas Administrativas y Contables.

De las personas que realizan este trabajo, un 59.3% lo hacen por subsistencia ya que tienen una o dos familiares que dependen de ellos, asimismo, este rubro concentra en mayor porcentaje a trabajadores del sexo masculino con edades comprendidas entre 21 y 36 años.

La tasa normal de edad para desarrollar este empleo es de 11 a 60 años de edad, sin embargo una desventaja es la variante en el precio de compra de estos materiales, según el investigador, Danilo Mejía. «El precio se encuentra entre 5 y 12 lempiras dependiendo el lugar de venta», indicó.

Este comercio forma parte del trabajo del sector informal por no estar establecidos los precios, ni organizaciones que vigilen el trabajo. Explicó que “influye bastante la globalización porque personas que están desempleadas buscan empleo”.

La investigación se llevó a cabo con una muestra de 20,000 personas que poseen puestos de trabajo de recolectores de materiales para reciclaje que fueron facilitados por datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Mejía expresó que para llevar a cabo este empleo se genera una cadena de suministro desde quien recolecta, el comprador y los vendedores secundarios a industria o el exterior donde se realiza un producto.

Propuesta

A través de esta investigación realizada se presentó una propuesta de un “Modelo justo para el comercio de los referidos productos”.

Este modelo integra a la comunidad, la municipalidad, el recolector, la organización integrada de los recolectores y la organización del comercio justo, para que se genere una producción donde el emisor y receptor obtengan beneficios iguales.

Con la aplicación de estos pilares se obtendrán talleres de aprendizajes con patronatos, depósitos de basuras clasificados, reciclar diferentes productos no solo plástico, creación de cooperativas, acceso a servicio de seguro social y establecer un precio justo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.