Rafa Nadal presa del calendario en Australia

0 109

Hugo Dellien le susurra algo a Rafael Nadal al acabar el partido: «Fue un sueño hecho realidad». El boliviano había tenido a todo un país pendiente de su actuación contra la primera raqueta mundial. Rafa le devolvió el cumplido dando el máximo en su debut, que terminó con un marcador de 6-2, 6-3 y 6-0.

Te puede interesar: El PSG piensa en Higuaín como posible recambio de Cavani

A Nadal se le ve con menos energía que en los mejores tramos de la pasada campaña, cuando ganó en Roland Garros y US Open, lo que le sirvió para terminar el ejercicio como líder del tenis masculino.

La razón es clara: apenas ha tenido vacaciones y se quedó sin margen para realizar una buena pretemporada tras participar en la Copa Davis y recientemente en la ATP Cup.

Entre medias, participó también en la exhibición de Abu Dabi. La secuencia es la siguiente. El tenista termina de ganar la sexta Ensaladera de plata para España el 24 de noviembre y regresa a los entrenamientos el 2 de diciembre. El 19 ya estaba en la capital de los emiratos y el 28 viajaba a Perth para concentrarse con el resto de componentes de la selección nacional.

Combina los entrenamientos con tratamiento.»Fue un final de año exigente y un inicio igual de exigente. Estoy trabajando en eso, estoy trabajando en estar positivo y centrado en todo momento», reflexiona. Rafa ya pinchó en la fase final del Mundial del circuito disputada en Sidney, en la previa del Open de Australia.

Afectado por un golpe de calor, perdió ante David Goffin en los cuartos y cerca estuvo de volver a hacerlo un día después ante Alex de Miñaur. «Ha sido un principio de año diferente, si ha sido perfecto para mí, pues creo que no. Pero también es una cosa a analizar más adelante. Quizás después de la manera cómo había terminado el pasado año empezar tan fuerte tan pronto ha sido demasiada exigencia muy pronto. Ya está hecho. Pero hay que pensar en estar al 100 por 100 de energía. No es momento para pensar en desfallecer en este tipo de cosas sino en estar positivo», reconoce.

Para evitar un excesivo cansancio, el primer favorito del cuadro del certamen ha regulado sus sesiones preparatorias desde que aterrizó el lunes 13 de enero en la capital de Victoria.

A pesar de lo que dice el marcador ante Dellien, el triunfo de Nadal no fue tan cómodo. Perdió dos veces el servicio – sólo llegó al 62 por ciento de efectividad con los primeros- y dio siempre la sensación de regularse para hacer lo justo para pasar ronda. No se prodigó, además, en las subidas a la red para cerrar los puntos con antelación.

Eso provocó que permaneciera 2 horas y 2 minutos en la Rod Laver Arena, mucho tiempo para una primera ronda si se tiene en cuenta el calor y el 96 por ciento de humedad. «He empezado con la calma de no buscar muchas cosas y las he buscado cuando el marcador estaba a mi favor», contaba.

Cometió 21 errores no forzados, algunos de ellos provocados por una pelota que no le gusta.»Se ponen muy pesadas. Dicen que es la misma bola del año pasado, pero es totalmente diferente. A los 10 golpes se pone pesadísima». Los efectos de Rafa, una de sus armas, pierden fuerza y por tanto efectividad. La necesitará para seguir pasando rondas.

El jueves le espera Federico Delbonis, al que superó en los tres precedentes. Esta vez en el último turno del día en la Rod Laver Arena.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.