Quemaduras por pólvora marca indeleble

0 86

Tegucigalpa, Honduras

Las quemaduras provocadas por la pólvora, son la marca indeleble que deja en los niños la conducta irresponsable de los adultos durante las celebraciones de navidad y año nuevo.

El número de menores con lesiones en la piel tiende a incrementarse o mantener su comportamiento, a pesar de las campañas intensas que son montadas, con el fin de crear conciencia alrededor de los riesgos que implica la manipulación de cohetes, morteros y otros productos similares.

La Fiscalía Especial de la Niñez ha continuado su labor de abrir expedientes para cada niño que resulta herido por efecto de la quema de pólvora, con miras a establecer sanciones a los padres de familia o extraños culpables de poner a los infantes en exposición a situaciones de peligro.

Las víctimas de la pólvora suman 14 hasta este día, de acuerdo con el registro de las autoridades de organismos de socorro y de contingencias del país.

El comandante del Cuerpo de Bomberos, Omar Silva, hizo un llamado a la población a No manipular productos fabricados con pólvora, a fin de evitar que se produzcan accidentes en perjuicio de los menores, e imprevistos que terminen en incendios.

El oficial recordó que este año ya han sido atendidos varios eventos en Copán, La Paz, Ocotepeque y otros departamentos, donde la explosión de cohetes, morteros y demás productos han originado incendios de regular magnitud en viviendas o centros comerciales.

Y es que mientras la población No tome conciencia que el fin de año debe celebrarse en comunión con la familia y No exponiéndose a situaciones riesgosas, los eventos trágicos derivados de la quema de pólvora seguirán en ascenso.

La campaña “Cero Pólvora”, ha resultado ser un fracaso, justamente por el irrespeto que evidencian los hondureños ante la autoridad.

Tal es el criterio de la regidora capitalina, Doris Gutiérrez, quien recordó que está vigente una ordenanza emitida por la Alcaldía Municipal del Distrito Central que prohíbe la comercialización de la pólvora.

El problema radica en que la comercialización de ese tipo de artefactos se lleva a cabo de manera clandestina, gracias a que la carga explosiva es trasladada desde otros términos municipales, donde la fabricación, venta y manipulación de productos fabricados con pólvora Sí están permitidas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.