Pruebas de autotoma, herramienta adicionalen la lucha contra el COVID-19

0 281

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Tegucigalpa-. Las pruebas rápidas de antígenos contribuyen a evitar la propagación del SARS-CoV-2 -el virus que causa la enfermedad del COVID-19-, facilitando la convivencia segura en la nueva normalidad, y liberando la capacidad de atención sanitaria.

Actualmente, existen dos pruebas rápidas de antígenos, la nasal y la nasofaríngea, que solo pueden ser realizadas por profesionales de la salud. Sin embargo, ahora en Honduras también existen las pruebas rápidas de antígeno de autotoma o Patient Self Testing (PST) disponibles para la población.

Las pruebas de autotoma pueden ampliar el acceso de la población a estas, proporcionando una forma adicional para que las personas se las realicen y tomen decisiones personales basadas en riesgos que pueden afectar su salud y la salud de sus familias y comunidades (p. ej., para proteger a las personas más afectadas o que pueden estar en mayor riesgo de COVID-19, o para permitir la participación individual en actividades).

“Es una herramienta adicional para el manejo de la pandemia del COVID-19 y como individuos también podemos contribuir a controlarla. Esta prueba nasal de antígeno del SARS-CoV-2 de autotoma está hecha para que se la hagan las personas en su casa, porque no requiere de ningún tipo de entrenamiento especial. Cada prueba trae un instructivo que muestra, paso a paso, cómo se usa y cómo debe interpretarse”, aseguró Kharis de Maldonado, Directora Médica de Roche Diagnóstica Centroamérica, Caribe y México.

Las pruebas rápidas de antígeno de autotoma facilitan una evaluación temprana y conveniente sobre si los individuos necesitan ponerse en cuarentena para reducir el riesgo de una mayor propagación. Permiten una toma de decisiones más temprana y segura al proporcionar resultados fiables en cualquier lugar, sin necesidad de asistencia médica para realizarse la prueba.  Además, permiten que las personas con riesgo de exposición, como los trabajadores de la salud, se puedan hacer la prueba con regularidad. Se recomienda siempre hablar con su médico luego de realizar la prueba, para cualquier consulta que tengan.

Las pruebas nasales de antígeno del SARS-CoV-2 de autotoma benefician no solo a los usuarios/pacientes; sino también a los gobiernos, a los sistemas sanitarios y a los profesionales de la salud.

La obtención de respuestas fiables y resultados rápidos; el poder tener una base para tomar decisiones más seguras cuando se tienen contactos sociales, ahora que inicia la temporada de celebraciones de Navidad y Fin de año; la facilidad para realizar pruebas repetitivas sin necesidad de concertar una cita con un profesional de la salud, son algunas de las ventajas para los usuarios/pacientes no profesionales.

El acceso a pruebas descentralizadas minimiza la exposición de los trabajadores de la salud a individuos potencialmente infectados, al mismo tiempo que se protege la capacidad de atención sanitaria. Las pruebas de autotoma proporcionan una herramienta para continuar luchando contra la pandemia generando beneficios para los gobiernos, los sistemas sanitarios y los profesionales de la salud.

“Las pruebas de autotoma contribuyen a dar cobertura en áreas donde no hay una infraestructura de laboratorio, y tienen un costo mucho más accesible para el paciente. Se pueden usar en escuelas, por ejemplo, o en empresas, minimizando el riesgo de tener un contagio masivo”, afirmó Kharis de Maldonado.

¿Cuándo hacerse una prueba de antígeno de SARS-CoV-2 de autotoma?

Las pruebas de autotoma identifican de forma fiable a las personas con una elevada carga viral en las vías respiratorias superiores, independientemente de la presencia de síntomas. Se ha observado que la carga viral en personas a-/presintomáticas puede ser tan alta como la de personas sintomáticas.

Pero en ¿qué escenarios las personas deben hacerse estas pruebas?

“Cuando se tiene algún síntoma o si ha estado en contacto directo con alguna persona positiva, o haya estado expuesto a situaciones de alto riesgo de contagio. Si una persona cercana salió positiva de COVID-19, lo recomendable es hacerse una prueba de autotoma”, enfatizó Kharis de Maldonado.

El nivel de sensibilidad de la prueba de autotoma de antígenos del SARS-CoV-2 es de 91.1%, y la especificidad es de 99.6%. Este desempeño de la prueba está alineado a las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Es importante conocer el “nivel de sensibilidad” y la “especificidad” de la prueba, porque la primera indica la capacidad para identificar correctamente a los pacientes que tienen la enfermedad, verdaderos positivos; y la especificidad, indica su capacidad para identificar correctamente a los pacientes que no tienen la enfermedad, verdaderos negativos.

¿Cómo se usa la prueba de antígeno de SARS-CoV-2 de autotoma?

La prueba de autotoma de antígeno de SARS-CoV-2 es utilizada como prueba autoaplicada para detectar el SARS-CoV-2 presente en muestras nasales humanas.

La prueba viene en un kit que contiene 5 pruebas y cada una trae los componentes necesarios para realizarla: dispositivo de prueba, tubo de tampón de extracción, tapón de boquilla, hisopo estéril, soporte de tubo. Además, viene acompañado con instrucciones de uso y guía de referencia rápida para la interpretación de resultados.

La exactitud del resultado de la prueba va a depender de que se haya seguido correctamente el procedimiento de manipulación.

“Lo importante es que el paciente lea las instrucciones y siga las indicaciones paso a paso. El no hacer el proceso como debe ser puede afectar los resultados”, dijo la representante de Roche Diagnóstica.

Lo primero que debe hacer la persona es sacar el instructivo que viene dentro del kit y leerlo detalladamente. Posteriormente sonarse la nariz con un pañuelo, lavarse las manos bien. Abrir el tubo de tampón de extracción y colocarlo en el soporte.

Luego debe tomar el hisopo por el mango, y rotarlo 4 veces en cada fosa nasal. Una vez realizado este paso, sumergir el hisopo en el tubo y agitarlo al menos diez veces.

Después debe apretar el tubo con ambos dedos y retirar suavemente el hisopo hacia arriba. Presionar la boquilla pequeña de plástico sobre el tubo, y exprimir cuatro gotas en el orificio del dispositivo de prueba.

El resultado de la prueba estará en 15 minutos, aunque la ventana de lectura del resultado es de 15 a 30 minutos.

Si en el dispositivo de prueba la línea C y T tienen un color visible, es altamente probable que la persona examinada esté infectada con SARS-CoV-2. Incluso si el color de la línea T es tenue, el resultado debe considerarse positivo. En caso de que solo la línea C tenga un color visible, el resultado de la prueba es negativo.

Pero si el color de la línea C no es visible y hay una línea marcada en la T, esto quiere decir que necesitará repetirse el test.

“Un resultado negativo puede ayudarle a planificar mejor sus actividades sociales. Sin embargo, hay que recordar que la prueba solo contempla un momento en el tiempo. Por lo tanto, debe hacerse una nueva prueba si experimenta algún síntoma nuevo o cree que ha estado expuesto al virus. Hay que respetar siempre las normas y medidas de seguridad del área donde reside. Esta prueba no pretende sustituir el consejo del profesional de salud, y hay que acudir a él para cualquier consulta”, expresó Kharis de Maldonado.

(Visited 15 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.