Primeros mil días de alimentación de un bebé básicos para su desarrollo

0 152

Tegucigalpa, Honduras.

Los primeros mil días de alimentación de un ser humano lo cuentan los especialistas desde el período del embarazo hasta que se cumplen los primeros dos años de vida del infante. De acuerdo con José Antonio Samra, Jefe de Pediatría del Hospital Escuela Universitario (HEU), es fundamental no dar un aporte extraordinario de proteínas en ese tiempo.

“Una ingesta de alta cantidad de proteína en esos primeros mil días de vida hace que el cuerpo genere una resistencia a la utilización insulínica frente a la proteína, que normalmente nos va a generar problemas de absorción con los hidratos de carbono o de grasa, y eso predispone a sobrepeso u obesidad temprana”, explicó el especialista.

Samra hace referencia a estudios realizados por las sociedades de gastroenterología en Europa y Estados Unidos de América, que indican que la ingesta de proteína de un bebé a partir de los diez meses de edad debe ser de entre 0.9 y 1.3 gramos por cada cien mililitros.

Las proteínas son sustancias orgánicas que ayudan a ejecutar diferentes funciones del cuerpo, entre ellas la formación del ácido desoxirribonucleico (ADN), la multiplicación de la masa muscular, la formación de hormonas, la multiplicación y división de las células, generación de las enzimas necesarias para la digestión.

Dieta

La dieta de un bebé debe ser, predominantemente, la leche materna o la fórmula durante los primeros seis meses de vida; luego, entre los seis y los nueve meses, viene la alimentación temprana con una introducción y mayor utilización de tubérculos y algunos granos, entre ellos papa, yuca, camote, zanahoria, cereales de arroz, tortillas y frijoles
A los diez meses se puede iniciar la ingesta de proteína de origen animal propiamente: carne, aves; y se debe esperar hasta superar el primer año de edad para incluir huevos, semillas como nueces y cacahuates, algunos mariscos y cítricos para evitar o retrasar el aparecimiento de alergias.

“En la dieta no deben fallar todos los grupos alimenticios, que tenga todos los macro y micronutrientes: grasas, proteínas, hidratos de carbono, minerales y vitaminas, pero se van dando conforme a la edad de los niños”, puntualizó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.